domingo 16 de diciembre del 2018

   

Ahora

Abogado del Gobierno ocupó cargo clave en la Corte Suprema

 

El presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, contrató al subprocurador del Tesoro de la Nación Juan Pablo Lahitou -un funcionario clave del Poder Ejecutivo- para manejar la comunicación del máximo tribunal.

En la resolución 3384, Rosenkrantz autorizó a “la Dirección de Recursos Humanos de este Tribunal suscribir, partir del día de la fecha hasta el 31 de mayo del ano 2019, el contrato favor del doctor Juan Pablo LAHITOU con una categoría presupuestaria equivalente al cargo de secretario letrado, para desempenarse en la Secretaría de Desarrollo Institucional”.

Lahitou ocupará así un cargo equivalente al de secretario letrado, el más alto en la Corte.

La Secretaría de Desarrollo Institucional tiene que objetivo coordinar para la Corte Suprema la estrategia comunicacional del poder judicial y su actividad institucional como así también la difusión activa de las sentencias, resoluciones y acordadas.

Entre algunas de sus tareas, Lahitou trabajará en el desarrollo de la estrategia integral de comunicación del máximo tribunal.

Según La Política Online (LPO), la decisión cayó muy mal en el máximo tribunal y hay fuertes críticas a Rosenkrantz por haber ubicado a un alto cargo del Ejecutivo a manejar la comunicación de la Corte, en una maniobra que le atribuyen a Fabián “Pepín” Rodríguez Simón.

Macri Corte Suprema

Rodríguez Simón es el asesor jurídico de Macri, mentor de la idea de nombrar jueces de la Corte Suprema por decreto. Tenía una silla asignada en el inusual almuerzo del presidente Mauricio Macri en Casa Rosadae con Rosenkrantz y Elena Highton de Nolasco .

Sin embargo optó por mantenerse en el despacho de asesores y no hacer una aparición pública.

Fuentes del tribunal dijeron a LPO que detrás del desembarco de Lahitou estaría la mano de Rodríguez Simón y le habría pedido al presidente de la Corte que incorpore al subprocurador.

Rodríguez Simón es el asesor judicial y operador del PRO que tenía una silla asignada en la mesa donde almorzó Rosenkrantz y Elena Highton de Nolasco en el inusual almuerzo con el presidente Mauricio Macri en Casa Rosada.

Sin embargo optó por mantenerse en el despacho de asesores y no hacer una aparición pública.

Fuentes del tribunal dijeron a LPO que detrás del desembarco de Lahitou estaría la mano de Rodríguez Simón y le habría pedido al presidente de la Corte que incorpore al subprocurador.

“Pepín” fue noticia semanas atrás al mantener un encuentro en un bar de Recoleta con el juez de la Cámara Federal, Martín Irurzun, responsable de la implementación de las prisiones preventivas a través de la doctrina que lleva su nombre. Es también quien maneja las oficinas de escuchas.

La foto de la reunión había sido publicado por el periodista Horacio Verbitsky en su portal El Cohete a la Luna.

Rodríguez Simón Irurzun

La injerencia de la Casa Rosada en la Justicia sigue sin disimulo. El año pasado se conoció que Ariel Lijo, el juez federal más influyente de Comodoro Py, zafó tras una gestión gestión oficial, que incluyó al propio Presidente.

Según reveló el diario La Nación, Macri mantuvo una reunión con el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, el ministro de Justicia, Germán Garavano y el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici.

Después del encuentro “la tregua fue sellada”. El oficialismo frenó la citación del hermano de Lijo al Consejo de la Magistratura y levantó la reunión de la Comisión de Acusación y Disciplina del órgano encargado de controlar la justicia.

Ariel Lijo tiene a cargo su causa por la condonación de la deuda del Correo Argentino, “uno de los casos más sensibles para la familia Macri” y fue quien mandó a encarcelar al ex vicepresidente Amado Boudou.

Angelici es uno de los operadores del oficialismo en la Justicia y mantiene una estrecha relación con los Lijo.

“Yo pongo y saco jueces y fiscales en la Ciudad”, llegó a sostener Angelici a dos funcionarios de la Justicia Federal, que lo confirmaron a Perfil.

“El Tano” tiene ascendencia en los servicios de inteligencia a través de dos lugartenientes, Darío Richarte y de Sebastián “Enano” De Stefano, encargado del área de jurídicos de la AFI. También controla la justicia porteña y tiene a alguien de su confianza en la IGJ, Sergio Brodsky.

Los lazos no son casuales. Una de las primeras medidas de Macri en su arribo a la Casa Rosada fue disponer por decreto que todo el presupuesto de la ex SIDE vuelva a ser secreto: convirtió $ 1450 millones en una potencial caja negra.

Resolución 3384 by Diario Pulse on Scribd

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter