martes 19 de septiembre del 2017

   

Ahora

Acuerdo con buitres: Negre de Alonso pide cambios en el Senado y Pinedo dice que es “peligroso”

 

La senadora nacional por Compromiso Federal Liliana Negre de Alonso (San Luis) confirmó hoy que su bloque buscará introducir cambios en el proyecto de ley para el pago a los fondos buitre. Para el Gobierno “es peligroso” ya que las modificaciones obligarían a enviar el proyecto de nuevo a Diputados y pone “en riesgo” el pago el 14 de abril.

“Por una parte, se planteó que habría que agregar un artículo en donde se exija que por ley especial y previa del Congreso se autorice únicamente un nuevo endeudamiento y, por otra, se planteó que la prórroga de jurisdicción tiene que estar autorizada previa y expresamente por el Congreso”, señaló Negre de Alonso en diálogo con Radio 10.

Ante este escenario, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, argumentó que “lo responsable es que el proyecto de ley se apruebe en la Cámara alta sin nuevas modificaciones. Es la esperanza que tenemos, porque lo responsable es aprobarlo con los cambios que ya introdujo la Cámara de Diputados”.

Agregó que “si no es una modificación sustancial”, cualquier intento de cambio en el texto de la ley “pone en riesgo” el acuerdo, y “eso es muy peligroso”.

“Si el acuerdo no se hace el 14 de abril, pueden relanzar medidas para impedir a la Argentina pagar a sus acreedores”, consignó el senador del PRO.

Según Pinedo, hoy la situación de la Argentina es que hay un juez (de Nueva York, Thomas Griesa) que “impide” al país “pagar su deuda a cualquier acreedor antes de pagar a los buitres”, y que el país “no puede conseguir financiación a largo plazo”, que se requiere especialmente para desarrollar infraestructura, tanto para las provincias como para la Nación.

“Pensar que se puede vivir sin crédito a largo plazo es condenar al país a un atraso imposible”, dijo, y agregó que hoy “unos buitres se llenan de plata con intereses enormes, mientras que Argentina no tiene financiamiento para nada y el financiamiento estatal es el doble que en cualquier país”.