domingo 16 de diciembre del 2018

   

Ahora

Aerolíneas: los gremios paran el lunes y se agudiza el conflicto

 

Los gremios aeronáuticos anunciaron un paro de todos los vuelos para el lunes 26 de noviembre, luego de que se conociera la decisión de Aerolíneas Argentinas de suspender a 376 trabajadores por las asambleas del pasado viernes que provocaron demoras y cancelaciones.

Rubén Fernández, secretario general del UPSA, dijo en una conferencia de prensa que la medida de fuerza será realizada por los trabajadores en todos los aeropuertos del país, por lo que la actividad se verá paralizada.

Fernández indicó que los gremios aún no recibieron la oficialización de la suspensión de 376 trabajadores de Aerolíneas Argentinas anunciada anoche y consideró que se trata de “una represalia ilegal”.

“Sancionar por una protesta está condenado por la Organización Internacional del Trabajo. Sancionar por un reclamo a trabajadores a los que les pagaron mal el salario es totalmente injusto, ilegal e inconstitucional”, dijo Fernández.

Ricardo Cirielli, secretario general del personal aeronáutico, aseguró que el reclamo es legal y “lo que suceda es responsabilidad de la empresa y del Gobierno”.

Por su parte, el referente de los pilotos Pablo Biró aseguró que “las medidas están relacionadas con el no pago de la cláusula gatillo de la paritaria. Las suspensiones son un intento de la patronal de desviar la atención. Aún no tenemos ninguna comunicación oficial de las 357 sanciones”.

“Hay una línea evidente de destruir la aerolínea de bandera y al mismo tiempo ir cubriendo ese lugar con sus socios y amigos. Hay una intencionalidad manifiesta de quedarse con el negocio aerocomercial destruyendo Aerolíneas” disparó Biró, también dirigente de la Corriente Federal de Trabajadores, en Radio Gráfica.

La empresa Aerolíneas Argentinas suspendió a 376 empleados por supuesto “abandono o retención de tareas” durante las asambleas sindicales que paralizaron de 244 vuelos el 8 de noviembre pasado.

La medida implica un “cepo a la protesta” en sintonía con la nueva política de la Secretaría de Trabajo que se apoya en la ley 25.212 para buscar aplicar sanciones a las medidas de fuerza gremiales “no tradicionales”. La normativa ya se utilizó para multar a Camioneros con casi 810 millones de pesos o a los metrodelegados con la apertura de molinete.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter