sábado 24 de junio del 2017

   

Ahora

Crisis en salud: la Sociedad Argentina de Infectología denunció faltante de drogas contra la tuberculosis

 

La Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) expresó su preocupación por la falta de drogas de primera línea contra la tuberculosis y advirtió por las consecuencias en salud ante la irrupción de dichos tratamientos.

En una carta dirigida al ministro de Salud de la Nación Jorge Lemus, los médicos infectólogos denuncian la existencia de problemas con la provisión de pirazinamida y la soniacida, claves para el tratar la tuberculosis.

El doctor Arnaldo Medina, vicerrector de la Universidad Nacional Arturo Jauretche y Director del Instituto de Ciencias de la Salud (UNAJ) también se refirió a la crítica situación del programa nacional de control de la tuberculosis.

“Denunciamos esta situación en el Foro Popular de Salud por la Inclusión Social, hay una preocupación muy grande. Cuando falta la medicación para la tuberculosis lo que se hace es cambiar el tratamiento que es de seis meses por uno a nueve meses que esta vez es con tres drogas en lugar de cuatro”, explicó en diálogo con Víctor Hugo Morales por AM 750.

“Cuando se abandona el tratamiento, vienen las resistencias. Los pacientes tienen que ir al Muñiz, donde los médicos plantean que están llegando más pacientes con resistencia y aumenta el peligro para la población“, advirtió.

Medina estuvo ocho años al frente del hospital El Cruce-Néstor Kirchner, el centro médico universitario y de alta complejidad en red ubicado en Florencio Varela, de referencia para toda la provincia de Buenos Aires.

“Si no sale en los medios, es un problema que queda sumergido. Esto preocupa a toda la comunidad médica”, concluyó.

A continuación la carta completa de la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Infectología firmada por el doctor Lautaro De Vedia:

“Desde la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) nos contactamos con Ud, para comunicarle nuestra profunda preocupación ante la falta continuidad en la provisión de drogas de primera línea necesarias para el tratamiento de la tuberculosis. Muchos de nuestros socios nos han comunicado que desde hace más de una año hay serios problemas con la provisión de pirazinamida, y que, en este mes, se agregó la falta de isoniacida”.

“Son bien conocidas las graves consecuencias que acarrea la interrupción o el irregular cumplimiento del tratamiento para esta enfermedad, situaciones que pueden derivar en fallas terapéuticas o aparición de cepas resistentes, con todo lo que ello implica”.

“Dada la primordial importancia de este tema, creemos oportuno encontrarnos para conversar personalmente, a fin de conocer las causas de estos inconvenientes. Por otra parte, en tanto Sociedad Científica, y tal como lo marca nuestro estatuto, ofrecemos toda nuestra colaboración para tratar de encontrar un inmediata solución a este grave problema”.