lunes 23 de octubre del 2017

   

Ahora

Aníbal Fernández: “La intimidación a Jorge Lanata no existió, ya lo dijo el parte policial”

 

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, señaló hoy que “la intimidación” al periodista Jorge Lanata “no existió ya que el parte policial dice con claridad que fue un indigente el que tiró una piedra a una garita” ubicada delante del edificio donde reside el periodista.

Asimismo, advirtió que éste hecho “no tiene nada que ver” con “el contratiempo que tuvo la jueza federal María Servini de Cubría”, a quien en la noche del lunes intentaron robarle el auto oficial, hecho en el que su chofer protagonizó un tiroteo y un delincuente resultó muerto.

Sobre la denuncia que trató de involucrarlo en el triple crimen de General Rodríguez, el funcionario y precandidato a gobernador bonaerense respondió: “me siento absolutamente respaldado por la Presidenta, mis compañeros de gabinete, los bloques del Congreso. No hay gente de buena voluntad que se haya tragado tremenda mentira que no se va a poder explicar al mundo”.

Las declaraciones las hizo en su habitual encuentro con periodistas al ingresar a la Casa de Gobierno, donde subrayó que el diario Clarín, Canal 13, Jorge Lanata y la diputada Elisa Carrio, “son todos lo que bancaron esta mentira pagando a un señor (Martín Lanatta) que tiene veintipico de años de cárcel confirmada y le encajan todo ese tema y le pagan unos pesos para que diga lo que quieren ¿Y quiere que le justifique las cosas a (Jorge) Lanata, donde un señor tira una piedra contra una garita y creen que es una intimidación personal? Por Dios, terminemos con esta farsa”.

Para el jefe de ministros, le quisieron “encajar una causa” sobre su cabeza y subrayó que “hoy un periodista bien intencionado no puede tragarse que eso sea cierto. Es una de las vergüenzas más grandes que se han presentado contra un gobierno donde un canal de televisión, un programa con un pseudo periodista, Lanata, dice que el jefe de Gabinete tenía presuntos vínculos. Es una vergüenza”.

Fernández destacó que la intimidación a Lanata “no existió” y explicó que “fue una piedra que tiro un indigente y no hay ninguna otra cosa y los casquillos que se encontraron era en otro lugar y son viejas por el color y la forma que tienen y no hay que explicar esto mucho mas”.

El funcionario buscó tranquilizar cuando dijo que “solo faltan poquitos días para que esto se termine de una vez por todas y nunca vi una operación tan burda y berreta con el ciento por ciento de mentiras”.

Rechazó que exista vinculación entre el intento de robo del auto oficial de la jueza federal, María Servini de Cubría, el lunes pasado en la ciudad de Vicente López, y la denuncia que lo vinculaba con el triple crimen de General Rodríguez, y advirtió, además, que no tiene obligación de explicar “cada caso que sucede”.

“No veo por qué me tengo que poner a explicar cada caso que sucede. Lamento muchísimo que el custodio de la doctora Servini de Cubría haya tenido ese contratiempo. Pero, ¿por qué me encajan a mi todas las contestaciones de lo que no tiene nada que ver con esto?”.