viernes 24 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

Así fue la histórica firma de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC

 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, firmaron este lunes en Cartagena de Indias el histórico acuerdo de paz.

La ceremonia, que tuvo lugar en el Centro de Convenciones de Cartagena y fue presenciada por jefes de Estado -entre ellos el presidente argentino Mauricio Macri- y más de 2.500 invitados.

Junto a Santos y a Timochenko se ubicaron en la mesa principal los jefes de los equipos del gobierno y las FARC que negociaron el acuerdo durante casi cuatro años en La Habana, el ex vicepresidente Humberto de la Calle y Luciano Marín, alias Iván Márquez, respectivamente.

Los instrumentos fueron firmados con lapiceras hechas con partes de proyectiles de fusil, a los que Santos llamó “balígrafos”.

“Nosotros creamos lo que hemos llamado un balígrafo, que es una bala convertida en un estilográfico, para decir que es la transición de las balas a la educación, al futuro, y le voy a regalar a cada uno un balígrafo y con ese balígrafo vamos a firmar los acuerdos de paz”, dijo el mandatario en declaraciones al equipo de prensa de la Presidencia.

Todos los presentes vistieron camisas blancas, como símbolo de la paz, y muchos asistentes hicieron flamear pañuelos de ese color en varias ocasiones. También se vio una bandera que además de los colores nacionales amarillo, azul y rojo llevaba en la base una cuarta franja, blanca.

“Pedimos perdón por el dolor que hayamos podido causar en esta guerra”, afirmó Timochenko, quien se congratuló de que Colombia vaya “hacia la política sin armas” y aseguró que las FARC van a “cumplir” el acuerdo y esperan “que el gobierno cumpla”.

“Decimos fuerte y claro: no más guerra, no más la guerra que nos dejó cientos de miles de muertos, millones de víctimas y desplazados, y tantas heridas que tenemos que empezar a sanar”, dijo Santos en su discurso y reiteró que “cambiar las balas por los votos es la decisión más inteligente”.

Antes que los dos protagonistas del acto habló el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien sostuvo que los acuerdos “solo prometen el fin del conflicto armado para una paz duradera en un desarrollo equitativo” y “visualizan una paz que garantiza el papel de la mujer” porque “ya no habrá espacio para una política basada en la violencia”.

Santos y Timochenko rubricaron los siete ejemplares del acuerdo -de 297 páginas cada uno de ellos- con unas lapiceras hechas especialmente con partes de proyectiles, a los que el mandatario llamó “balígrafos”.

Junto a ellos se ubicaron en la mesa principal los jefes de los equipos del gobierno y las FARC que negociaron el acuerdo durante casi cuatro años en La Habana, el ex vicepresidente Humberto de la Calle y Luciano Marín, alias Iván Márquez, respectivamente.

De la Calle y Márquez ya habían firmado el acuerdo el 24 de agosto pasado, día en que se anunció que había sido alcanzado el entendimiento total por las partes.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter