jueves 14 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Atucha III y IV paralizadas: “Estamos hablando de 3.000 obreros despedidos”

 

El intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, expresó su preocupación por la tensa situación laboral que vive la ciudad por la detención de la construcción de las centrales nucleares de Atucha III y IV, y que ya tiene 3.000 cesantías declaradas entre el personal de la obra.

“Este es un enclave importantísimo para el desarrollo energético. Estamos hablando de unos 3.000 obreros despedidos entre UECARA y UOCRA. Esto impacta en toda la comunidad, en el gastronómica, el transportista”, aseguró el intendente socialista en diálogo con Radio del Plata.

El intendente se reunió en febrero con el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y ahora le está solicitando una nueva audiencia dado que los fondos de financiamiento no se destraban y las obras están paralizadas.

Como gesto político, el jefe comunal propone al Gobierno poner a disposición fondos que iban a ser destinados a obras públicas para sostener el empleo del personal.

“Tenemos unos fondos, donde diputados y senadores consiguieron una partida para los municipios, y ahí tenemos un monto para obras públicas. La idea nuestra es poner esos montos a disposición, no para continuar Atucha III y IV, pero si para que esta gente no quede momentáneamente sin trabajo, y puedan seguir con obras”, apuntó.

En esta línea, explicó que la idea es destinar $38,5 millones del fondo en materiales pero aclaró que “el Gobierno nacional tiene que hacer un esfuerzo importante”.

atucha-II

“Atucha estaba pidiendo $4.000 millones de presupuesto para este año y el Gobierno pretende girar $1.800 millones. Calculamos un piso de $2.500 millones como para que ningún trabajador quede afuera del proyecto”, estimó sobre el “rompecabezas” que trazó con técnicos de la central nuclear para evitar despidos.

Nucleoeléctrica Argentina no paga una tasa a los municipios pero sí ha hecho obras para la comunidad en el marco de la Responsabilidad Social Empresaria: Zárate pondría los 38,5 millones de pesos para materiales y el Estado nacional debería pagar los salarios.

Cáffaro aclaró además que el 85% del financiamiento para la construcción de Atucha III y Atucha IV ya está garantizado y lo aporta China, por lo que consideró un error estratégico el congelamiento de las obras y el despido de casi 3.000 trabajadores.

Sobre las decisiones del gobierno de Mauricio Macri, indicó que “son políticas diametralmente opuestas al rol del Estado. En los 90 vi como el Estado cerró ventanillas, pensé que nunca más iba a vivir la misma historia”.

“La direccionalidad que tiene este Gobierno es preocupante. Que se pare la rueda.., no es que después se aprieta un botón y vuelve a funcionar”, remarcó.

La empresa Vialco SA, que controla el obrador en la Central Nuclear Atucha II, se había comprometido el 16 de febrero pagar los salarios adeudados y congelar los despidos, pero al no aparecer los fondos públicos el plan de ajuste tomó impulso.

“Cuando se para la rueda, cuando el Estado da estas señales, el sector privado también se van plegando”, explicó y trajo a colación los problemas que surgieron con la empresa Tenaris, ubicada en Campana pero que tiene casi al 50% de su planta viviendo en Zárate, por los tironeos con el Gobierno, por la posible importación de tubos sin costura desde China, que pondría en riesgo la producción local.

EL FPV RECIBIÓ A TRABAJADORES DE LA UOCRA

Diputados del Frente para la Victoria recibieron hoy a una delegación de trabajadores de la UOCRA tras la ola de despidos en la central nuclear por la decisión del gobierno de Mauricio Macri de paralizar las obras en la construcción de Atucha III y IV.

Del encuentro en el Palacio legislativo de La Plata participaron los integrantes del bloque kircherista en la Cámara Baja, entre ellos los diputados Marcelo Torres y Miguel Funes.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter