sábado 25 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

Los aumentos en las asignaciones familiares inyectan $ 1.270 millones por mes al consumo

El dato surge del cálculo hecho por economistas y empresarios a partir de la decisión tomada ayer por la presidenta de aumentar en un 30% el valor de la AUH y las demás asignaciones.
 

Los 1.270 millones de pesos mensuales adicionales que significa el incremento en la Asignación Universal por Hijo (AUH) y el resto de las atribuciones familiares de los asalariados se volcará casi en su totalidad al consumo, estimaron hoy el economista Arnaldo Bocco y el director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas, Miguel Ángel Calvete.

El incremento de la AUH, de $ 644 a $ 837, representará un adicional de $ 716.297.691 para los bolsillos de los padres de 3.711.387 chicos.

En el caso de los asalariados que cobran hasta $ 7.500 mensuales por grupo familiar, el incremento será igual que los beneficiarios de la AUH, y así los padres de 1.870.611 niños recibirán un adicional de $ 361.027.923 para consumo.

Bocco afirmo que “este sector vuelca el 99% de sus ingresos al consumo”, y recordó que la AUH “ha mejorado la distribución del ingreso y ha retenido a beneficiarios en el sistema de educación primaria o inicial”.

Según Bocco, los logros de la Asignación “están desmintiendo el papel de sectores opositores al gobierno que han visto un flanco fácil de crítica pero la realidad mostró todo lo contrario, ha colocado a la Argentina en el centro del mundo”.

Para aquellas familias cuyos ingresos no superan los $ 9.800, el aumento de las asignaciones hará que los padres de 906.273 niños reciban $ 117.815.490 mensuales en forma adicional.

Los grupos familiares que perciben haberes hasta $ 12.700, serán destinatarios de $ 48.971.910 para el beneficio de 627.845 hijos.

En los hogares, donde ingresan hasta $ 30.000 mensuales, habrá un beneficio adicional mensual que en conjunto será de $ 25.358.800, y cubrirá a 633.970 niños.

Esta inyección de dinero adicional a los bolsillos de los argentinos se suma a los $ 10.329,41 mensuales que significó el último incremento de los haberes jubilatorios de marzo último, que alcanzó a 7.636.165 personas.

Entre las dos medidas se beneficia a 15.386.251 argentinos, desde los sectores de menores recursos de la población hasta los de clase media.

La decisión presidencial también mejora en un 30% otras retribuciones familiares, como la asignación por nacimiento, que pasará de $ 750 a $ 875; por adopción, de $ 4.500 a $ 5.850; y por matrimonio, de $ 1.125 a $ 1.462.

Por su parte, la asignación por cónyuge se duplicó, de $ 100 a $ 200; y por contención familiar, que es la que los familiares directos cobran cuando un jubilado o pensionado fallece, creció en un 50%, de $ 4.000 a $ 6.000.

Para Calvete, “el 80% de los ingresos de los sectores más vulnerables se vuelca al consumo de alimentos”, y consideró que “también es muy importante que el empresariado garantice la producción de una mayor cantidad de bienes, y que tenga la responsabilidad de no trasladar el crecimiento en la demanda de los consumidores a los precios de los productos”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter