lunes 25 de septiembre del 2017

   

Ahora

Automotrices en jaque: Volkswagen, Ford y Fiat reducen personal

 

El sector automotriz agudiza su crisis ante el desplome del mercado interno y la fuerte caída de demanda de Brasil. Volkswagen Ford, General Motors y Fiat ya impulsaron planes para reducir personal con suspensiones rotativas y retiros voluntarios.

En el caso de Volkswagen, la empresa prevé eliminar uno de sus tres turnos de producción en su planta de Pacheco que involucra a 1200 trabajadores y busca que otros 1000 trabajadores se sumen al retiro voluntario.

De 5.000 empleados que cuenta en total, la planta quedaría con 2800 y no descartan nuevas medidas.

La empresa Volkswagen dedicada a la fabricación de cajas de velocidades MDQ 200 en Córdoba con destino al mercado brasileño, anunció suspensiones de trabajadores a raíz de la caída del mercado brasileño.

Las suspensiones serán rotativas, afectarán a unos 130 operarios y se extenderían, en principio, hasta abril.

Desde el Smata se indicó que mientras dure la medida, los trabajadores percibirán el 75 por ciento de sus haberes. Según señaló el vocero del gremio en Córdoba, Leonardo Almada, el lunes será suspendido un grupo por una semana y en la siguiente otro grupo.

“Trabajamos con mucha preocupación en la búsqueda de que la medida tenga el menor impacto posible, de manera que sea la menor cantidad de gente la afectada”, indicó.

En febrero, la empresa Fiat ubicada en la ciudad cordobesa de Ferreyra ya había anunciado la suspensión de200 trabajadores “por la crisis en Brasil”. Hubo además 500 retiros. Según informaron desde Smata en la automotriz de origen italiano se trabaja “algunas semanas completas y otras de lunes a jueves”.

En tanto, Ford apuesta a los retiros voluntarios porque “la producción está bajando mucho y hay más gente de la que hace falta”, cuentan desde la empresa que cuenta con 3900 empleados. Allí hay días en los que los turnos no se hacen.

En tanto, General Motors realizó el año pasado un retiro voluntario de 240 trabajadores y alertan que “es muy difícil anticipar” qué va a ocurrir durante el año.