sábado 21 de octubre del 2017

   

Ahora

China desembolsó U$S 150 millones para las represas Kirchner-Cepernic

 

El Banco de Desarrollo de China giró a la Argentina 150 millones de dólares, el segundo tramo del crédito acordado para la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic.

Este desembolso se suma a otro de febrero pasado por 287 millones de dólares, que forman parte de un crédito total por 4.770 millones de dólares.

El desembolso del segundo tramo fue uno de los temas que  trataron el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el viceministro de la Administración Nacional de Energía de la República Popular China, Qi Liu, quienes evaluaron este mediodía el avance de proyectos conjuntos en materia de energía nuclear, hidroeléctrica, térmica y eólica, y destacaron el fuerte impulso al intercambio y cooperación que dieron a la relación bilateral las visitas de los respectivos Jefes de Estado durante el último año.

En relación con las represas Néstor Kirchner-Jorge Cepernic sobre el río Santa Cruz, que construye un consorcio integrado por empresas argentinas y chinas con financiamiento de ese país, De Vido y Qi Liu celebraron el inicio de los trabajos, con la instalación de los primeros campamentos en los que ya trabajan 400 personas y destacaron que “el plan de obras se está desarrollando de acuerdo a lo previsto”.

Según el comunicado de Planificación, “la parte argentina consideró muy positivo que ayer los bancos chinos depositaran el segundo desembolso del crédito por 150 millones de dólares” para esas obras.

“Con estos encuentros periódicos entre funcionarios de ambos países, tanto en Buenos Aires como en Beijing, estamos logrando importantes avances para afianzar la cooperación entre nuestros países, tal como nos indicaron nuestros presidentes y plasmaron en el acuerdo que elevó a alianza estratégica integral la relación entre ambos países y demás convenios específicos”, dijo De Vido a través de un comunicado.

La reunión de trabajo contó con la participación, por China, de directivos de la Administración Nacional de Energía de China, y por autoridades de la Corporación Nacional Nuclear de China (CNNC).

Por el lado local, estuvieron -además de De Vido- el subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales, Agustín Simone, por el Ministerio de Economía; el secretario de Obras Públicas, José López; los subsecretarios de Energía Eléctrica, Paulo Farina, y de Coordinación y Control de Gestión, Roberto Baratta, por el Ministerio de Planificación Federal; el presidente de Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NASA), José Luis Antúnez, y la presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica(CNEA), Norma Boero.

En cuanto a energía nuclear, se analizaron los proyectos de la Cuarta y Quinta Central Nuclear, a los que se consideró “muy trascendentes” para ambos países.

En el primer caso, un reactor de agua pesada y uranio natural, en el que se está trabajando con la China National Nuclear Company (CNNC) para completar los trámites, para lo cual en agosto una misión argentina viajará a Beijing, previéndose el inicio de los trabajos antes de fin de año. Este proyecto prevé una participación de la industria nacional de al menos un 70% de los insumos.

Respecto de la quinta central nuclear, la primera de agua natural y uranio enriquecido que funcionará en nuestro país, informaron que “se analiza la propuesta integral presentada por la CNNC, y se espera “completar los acuerdos entre ambos países en los próximos meses”.

Por último, el ministro De Vido calificó de “enorme potencial para la cooperación bilateral” al desarrollo de proyectos de energías renovables, y puso como ejemplo el parque “El Angelito”, de 200 megavatios, que construye la empresa Sinowind, y el de “Parque Arauco de 300 megavatios, en La Rioja.