lunes 25 de septiembre del 2017

   

Ahora

Bergman: de “hombre planta” a “hombre plasma”

 

Luego del escándalo que generaron las imágenes del ministro de Medio Ambiente, el rabino Sergio Bergman aseguró que los compró para donación para la Fundación de Espiritualidad Judía Mishkáen.

Bergman había viajado a Chile para participar del II Congreso Interamericano sobre el Estado de Derecho Ambiental el cual -tal como explicó vía Twitter- “se realizó de cara a los desafíos en la implementación del objetivo 16 de la #Agenda2030 del Desarrollo Sostenible de la #ONU”- Y aprovechó la estadía para comprar las TV gigantes.

“Lo compré, pagué el oversized en la compañía aérea y los impuestos como corresponde”, dijo en diálogo con Infobae.

En el aeropuerto de Santiago de Chile se cruzó con la periodista Arantxa Escribano, columnista de Radio Nacional en el programa Poné Primera que conduce Román Lejtman de lunes a viernes.

“Volviendo de SCL me encuentro a @sergiobergman en el avión. ¿Le parecerán caros en arg los tv? Se trajo 2 de Chile!!!”, escribió en esa red social Arantxa Escribano, columnista de Radio Nacional.

Esto ocurre luego de que el Gobierno sacara pecho por la supuesta baja de los productos de electrónica en el país.

Sobre la compra en Chile por su precio, señaló. “En su momento el jefe de Gabinete también fue muy claro cuando se cuestionaba a tantos argentinos haciéndolo… Me parece que en algún momento vamos a tener que discutir el tema de fondo, por qué los argentinos tenemos que pagar tanto de más determinadas cosas”.

“Eso de alguna manera va a permitir una mayor transparencia en el tema no solo de lo legal sino al acceso de estos bienes que, insisto, en mi caso fue coyuntural porque estaba ahí y fui, lo compré y lo traje. No hice una especulación sobre si apoyo a la industria nacional o si estoy a favor o no de estas discusiones que me parecen relevantes e importantes. Entiendo también que la gente no tenga el mismo nivel de exigencia para un funcionario que para un ciudadano común. Lo entiendo perfectamente. Estoy planteando para una lista más extensa que un LED, por ejemplo si el turismo lo tenemos que hacer acá o en el exterior, controlar qué bienes compra la gente cuando hace turismo, si usa autos nacionales o importados, una cantidad de categorías… Parece ser que importa más la apariencia que la consistencia, lo entiendo pero no necesariamente lo acepto. No tengo que aparentar nada que no soy”, aseguró el ministro.