miércoles 13 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Bullrich defendió al gendarme que disparó en Esquel: “No quiero estigmatizarlo”

 

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich minimizó la declaraciones del gendarme Nery Robledo quien confesó haber herido gravamente a una persona en el Río Chubut con un piedrazo por la espalda luego de la brutal represión que aplicaron por orden de Pablo Noseti a una comunidad mapuche en el Sur del país.

“No quiero estigmatizarlo”, aseguró Bullrich en una entrevista exclusiva que le dio al diario La Nación, y llamativamente admitió después: “Va a tener consecuencias”, ya que “lo que hizo está absolutamente fuera del reglamento”.

Asimismo, consideró que “los sistemas sumariales de las fuerzas de seguridad son antiguos”, por lo que está analizando “cambiar el sistema” y que “sean externos a las fuerzas”.

“Lo que hizo está absolutamente fuera del reglamento, pero no quiero estigmatizar a Robledo. Va a tener consecuencias, pero queremos terminar de analizar todo el panorama. En el momento en que tengamos que tomar decisiones lo haremos. Hay que analizar todo, eso incluye lo que se montó”, manifestó.

De este modo, la ministra que está contra las cuerdas, insistió en respaldar a los efectivos, pese a que reconoce que, como mínimo, “pudo haber habido una inconducta”, aunque insistió que “está muy lejos de una desaparición forzada”.

Bullrich justificó que el gendarme haya declarado el dato de la herida casi un mes y medio después porque “hay que pensar la escena: acá hubo una Plaza de Mayo gritando “asesinos”, todos los cuarteles de la Gendarmería pintados con la palabra “asesinos”… También hay que imaginar qué piensa un gendarme antes de declarar en ese marco de violencia”.

Asimismo, la ministra diferenció que “una cosa es que la Gendarmería esté en un plan de desaparición forzosa y otra es que un gendarme haya cometido una acción que va en contra de las normas”.

“Todavía no podemos decir que lo que hizo Robledo tuvo consecuencias. Hizo algo que está mal, pero no sabemos si eso tuvo consecuencias”, afirmó luego de que el gendarme dijera haber herido con una piedra a uno de los manifestantes declaración que modificó ante el juez a quien le dijo que había realizado un disparo con bala de goma.

Bullrich alertó que van a ser “muy duros contra los que hicieron acusaciones falsas y los que difamaron”, al tiempo que defendió el accionar de su jefe de Gabinete, Pablo Noceti, duramente cuestionado por la oposición.

“No tengo ninguna duda de Noceti. No sólo lo digo yo, también lo dice el juez (Guido) Otranto. No hablaron de lo que estaba pasando en la ruta 40”, indicó.

Consultada si hacía una autocrítica en el manejo de esta crisis, respondió: “Son procesos de aprendizaje muy fuertes. Primero quizás haya que dejar que las cosas estén más asentadas para hablar, fui al Congreso demasiado rápido. Me faltaba más información”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter