viernes 16 de abril del 2021

   

Ahora

Carolina Píparo dijo que ella y su marido son víctimas de “una persecución política”

 

La diputada provincial de Juntos por el Cambio y funcionaria platense, Carolina Píparo, denunció hoy la utilización política de su caso y dijo estar «más fuerte que nunca».

«Si algunos pensaron que politizando una causa me iban a callar, se equivocaron. Estoy más fuerte que nunca y tantas muestras de apoyo y cariño que me siguen llegando, me fortalecen aún más. Voy a seguir trabajando para que la seguridad sea un derecho de todos», afirmó en su cuenta oficial de Twitter.

La Secretaria de Asistencia a la Víctima y Políticas de Género de La Plata se refirió al raid que protagonizó con su marido el primero de enero pasado, cuando -según denunció la funcionaria- fueron asaltados por motochorros y cuando iban en camino a la comisaría, se cruzaron con otra moto a la que confundieron con los asaltantes. Píparo y su esposo persiguieron a los motociclistas, los embistieron y no los asistieron.

«Estos días son muy difíciles de transitar porque la inseguridad y la ausencia absoluta del Estado volvieron a golpearme a mí y a mi familia, también transitar este momento sin mi marido al lado lo hace más difícil aún. Pero esto no me doblega»; dijo.

Y añadió: «Siempre estuve convencida de que para transformar la realidad hay que comprometerse. Lo que me pasó a mí le sucede a los bonaerenses a toda hora en todos los barrios».

En este setido, afirmó que es «imposible tapar la inseguridad creciente con politiquería barata y operaciones berretas» como la que le endilga al Gobierno y a los medios.

«Destinaron un número desproporcionado de efectivos para detener a Juan (su esposo) (que con un simple llamado bastaba para que se presente ante la DDI), cuando la provincia está desamparada, con escasez de agentes, con miles de delincuentes liberados y otros que entran y salen en un día», se quejó.

Al tiempo que remarcó que «el proceso judicial que involucra a Juan Ignacio, mi marido, más allá de lo que yo piense, siempre estuvimos y estamos a disposición de la Justicia. Aunque dolorido por el tratamiento de la situación, él también es una persona fuerte, hemos pasado momentos peores.»

«No me rindo. Todo lo contrario. Esta persecución política hacia mi persona, mientras mi único rol fue el de sufrir un asalto, lejos de asustarme me vuelve más fuerte para seguir luchando por la provincia y el país que merecemos. Gracias de nuevo por tanto, gracias siempre», concluyó.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter