miércoles 12 de diciembre del 2018

   

Ahora

Carrió muy dura con el nuevo protocolo de uso de armas: “Viola los derechos humanos”

 

Después de un tiempo de estar ausente de la escena política, la diputada Elisa Carrió, aliada de Cambiemos, volvió con todo. Dijo que el nuevo protocolo para el uso de armas de fuego en para las fuerzas de seguridad “viola los derechos humanos fundamentales” y consideró que a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, “se le va la mano”.

Con estas declaraciones, publicadas esta tarde en su cuenta de Twitter, Carrió volvió a abrir una grieta en Cambiemos. “La reglamentación para fuerzas de seguridad dictada por la ministro Bullrich viola los Derechos humanos fundamentales. Nosotros no vamos a ir al fascismo”, aseguró.

En este sentido, la diputada consideró que “esto no significa que la Policía no tenga el poder para mantener el orden”. Pero, agregó, que a Bullrich “se le va la mano”.

De esta manera, Carrió se suma a la ola de críticas y cuestionamientos a la nueva disposición –publicada ayer en el Boletín Oficial- que habilita a los miembros de las fuerzas de seguridad a disparar, entre otras situaciones, sin dar la voz de alto previamente, a una persona que escapa (de espaldas) o incluso ante la sospecha de que una persona esté armada y luego se compruebe que el arma que llevaba era falsa o solamente una amenaza.

El nuevo protocolo fue cuestionado tanto por políticos de diferentes sectores, desde la izquierda hasta el kirchnerismo, los organismos de derechos humanos, la Correpi y otras entidades.

El principal cuestionamiento es que establece un permiso virtual para el gatillo fácil y es catalogado como perteneciente a la doctrina Chocobar (en alusión al policía de la Ciudad que persiguió y mató, de un disparo por la espalda, a un joven que había asaltado y herido a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca).

Por estos mismos motivos, hoy la ministra Bullrich fue denunciada por el ex juez Carlos Rozanski por los delitos de “incumplimiento de los deberes de funcionario público” y de “abuso de autoridad”.

“El decreto de Patricia Bullrich contradice el código penal, la Constitución Nacional y además viola los deberes de funcionario público”, dijo el ex magistrado, al tiempo que lo calificó de “amoral”.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter