lunes 25 de marzo del 2019

   

Ahora

Cerró la fábrica de aceites “Legitimo” en Lanús con 195 empleados

 

Lejos de la lluvia de inversiones, el modelo económico de Cambiemos profundiza la desindustrialización y ahoga a la pymes. La fábrica de aceites Legitimo oficializó que cerrará su planta ubicada en Valentín Alsina, partido de Lanús y quedan en la calle 195 empleados.

Los funcionarios de la empresa se lo han comunicado en las últimas horas a los empleados, a las autoridades del municipio de Lanús, a las de la provincia de Buenos Aires y al gobierno nacional; así como también a los dirigentes gremiales del sector.

La decisión fue comunicada a través de un posteo en la página web de la compañía bajo el título “por la crisis del sector”.

“En los últimos años, Legítimo no ha sido ajena a los índices de retracción y vaivenes de la economía. La industria de la de refinación de aceites se ha visto afectada por una importante baja en la demanda a nivel local, condiciones desfavorables del mercado y una creciente capacidad ociosa de la industria”, indica el comunicado de la empresa perteneciente al grupo económico COFCO International.

Argumentaron también que “aún cuando desde la compañía se han implementado en los últimos años una serie de acciones tendientes a revertir este escenario complejo, y se han explorado todas las alternativas posibles, inclusive la de la venta de los activos a otra organización, o la de la optimización del número de empleados a través de retiros voluntarios para otorgar mayor competitividad, no ha sido posible confinar esta crisis y, en consecuencia, se ha concluido que la continuidad de la actividad no es posible en este contexto”.

Confirmaron así que “COFCO International Argentina dejará de participar en el negocio de aceites refinados, desde su planta de refinación, fraccionamiento y distribución en Valentín Alsina, y focalizará las inversiones en garantizar la continuidad y expansión de la principal actividad: la originación, el procesamiento de semillas oleaginosas, y la comercialización de cereales y productos derivados de la molienda de soja y girasol, cuyo principal destino es la exportación”.

En 2011 la compañía Legítimo realizó inversiones por más de 10 millones de dólares. Ahora baja sus persianas.

Trabajadores y delegados contaron que las fuerzas de seguridad ingresaron a la planta para comunicar el cierre. “La planta la maneja la Policía bonaerense con orden de COFCO. A la gobernadora María Eugenia Vidal no le interesa, no hace nada”, contó Héctor Ramírez.

“Nos dicen que ponen a la Policía por seguridad, somos los trabajadores los que damos seguridad. La Policía tiene dar seguridad en la calle. Nos sentimos desamparados por el gobierno de Vidal y de Macri”, agregó.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter