viernes 20 de octubre del 2017

   

Ahora

Cerró una gráfica en Floresta: “Quedamos todos en la calle”

  • Foto: @MauriElbueno
  • Foto: @DipMiguelFunes
  • Foto: @leofarias1977
  • Foto: @leofarias1977
  • Foto: @MauriElbueno
  • Foto: @MauriElbueno
  • Foto: @efmontes

En plena toma de la planta Pepsico que deja a 600 familias en la calle se sumó el cierre de la gráfica Fangraf, en Floresta. Los trabajadores se encontraron hoy con la puerta de la planta cerrada y no pudieron ingresar a sus puestos de trabajo.

“Con motivo de la grave situación que impera en el sector gráfico, asi como en tantos otros sectores del país, de la cual no resultamos excluidos, ya no podemos seguir adelante con la empresa”, dice la carta documento enviada por la empresa y que difundió el diputado bonaerense Miguel Funes (FpV).

La fábrica está ubicada en el barrio de Floresta (Camarones al 3800) y cuenta con más de 25 trabajadores. Esta mañana se encontraron con un cambio en la cerradura de la puerta.

Oscar tiene una antiguedad de 27 años. “Yo abría la puerta todos los días. Tenía la llave, pero cambiaron la cerradura. No pudimos entrar, ni yo ni mis dos hijas que trabajan también acá. Las dos alquilan. Acá estamos, con todos los compañeros”.

Su hija, trabajadora de la fábrica, contó que “vine a trabajar como todos los días y nos encontramos con esta situación. Quedamos todos en la calle y sin un peso. No se cómo voy a hacer para pagar las cosas, los impuestos y las deudas”.

Beatriz, una trabajadora con 25 años de antigüedad en la empresa, señaló por su parte: “Ya pasamos malas épocas como en el 2001 y nunca vivimos nada como esto”.

Foto: @MauriElbueno

Foto: @MauriElbueno

Foto: @MauriElbueno

Foto: @MauriElbueno

Esta mañana los trabajadores despedidos de la empresa alimenticia Pepsico decidieron ingresar y tomar las instalaciones de la planta de la localidad bonaerense de Florida, que la semana pasada anunció el cierre y dejó a 600 familias en la calle.

“Estamos haciendo una permanencia en el lugar para cuidar nuestras fuentes de trabajo. Queremos que la empresa vuelva a abrir las puertas”, reclamó uno de los empleados que participaba de la toma.