sábado 7 de diciembre del 2019

   

Ahora

Chile en llamas: torturas a detenidos, desnudamiento y vejaciones sexuales

 

Chile amaneció hoy con un paro general después de la cuarta noche consecutiva de toque de queda en la capital, Santiago, en la que continuaron los disturbios y la represión al tiempo que se multiplicaron las denuncias por los abusos de los militares.

La Central Única de Trabajadores (CUT) confirmó esta mañana la huelga, que se extenderá hasta mañana. Se trata de una medida convocada por más de 20 organizaciones sociales que le exigen al gobierno la salida de los militares de las calles para deponer la convocatoria.

Este martes aumentó a 15 el número de muertos durante las manifestaciones, según informó el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

En tanto, el general de división Javier Iturriaga, jefe de Defensa Nacional y encargado de la seguridad en la Región Metropolitana de Santiago informó que 932 personas fueron detenidas durante la noche del lunes.

“Sé que hay videos circulando donde mucha gente trata de exacerbar y acusarnos de una violencia desmedida. Los controles de toque de queda son para proteger a la gran masa de los chilenos que quieren vivir en paz. El llamado es que no se resistan, que no provoquen. Tuvimos un total de 932 detenidos en todas las manifestaciones delictuales que ocurrieron durante la noche”, aseguró Iturriaga.

El último informe del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), que es un organismo estatal autónomo, contabiliza al igual que el Gobierno 15 fallecidos en el marco de las protestas. Del total, cinco murieron presuntamente a manos de carabineros o militares:

-Romario Veloz, La Serena, producto de un disparo en el cuello;
-Alex Núñez, Maipú (RM), producto de golpes con lumas en el cráneo y tórax.
-Kevin Gómez, Coquimbo, disparo por parte de militar.
-Manuel Rebolledo Navarrete, Talcahuano, arrollado por un vehículo de militares.
-José Miguel Uribe Antipán, Curicó, disparo por parte de militar.

El informe dio cuenta hoy de 2.138 personas detenidas, 376 heridos -entre ellos 173 por armas de fuego- y un total de 44 amparos judiciales. En cuanto a las detenciones, 243 son «niños, niñas y adolescentes».

El INDH dijo haber constatado relatos de torturas y abusos de agentes del Estado durante las protestas registradas en el país durante los últimos cinco días.

Entre las prácticas denunciadas figuran «desnudamientos, torturas, disparos contra civiles, maltrato físico y verbal, golpes», enumeró el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) en un comunicado.

De acuerdo a los testimonios recogidos por los profesionales del Instituto, los detenidos acusan uso desmedido de la fuerza al momento de la detención, vejaciones a niños/as, malos tratos, golpes en rostros y muslos, torturas, desnudamientos a mujeres y hombres, vejaciones sexuales, entre otras vulneraciones.

«Dos de las querellas son por hechos de violencia sexual contra mujeres en comisarías. Una de ellas relata haber sido puesta boca al suelo sobre la basura y con el arma de servicio, haber sido amenazada con dispararle si se movía, para luego tocar su cuerpo con el fusil y amenazarla con penetrarla con el arma. Otra señala haber sido desnudada completamente por parte de efectivos policiales, obligada a hacer sentadillas, insultada y amenazada con violencia sexual”, informó el instituto a la prensa.

El organismo identificó a un niño que tiene alojadas balas en hígado, riñón y en sus piernaa; a una niña herida con un balín en la pierna; a un hombre que recibió una lacrimógena en su rostro, y de seis personas con lesiones oculares.

Chile se encuentra en estado de emergencia y con toque de queda en diferentes regiones, los primeros desde la dictadura de Augusto Pinochet que no se aplique por un desastre natural.

La ONG Human Rights Watch aseguró por su parte que «son profundamente preocupantes las imágenes de casos de brutalidad policial en Chile». El director para las Américas, José Miguel Vivanco, señaló que «el presidente Piñera debería transmitir claramente a las fuerzas de seguridad chilenas que deben respetar los derechos humanos y asegurarse de que los agentes implicados en abusos sean investigados en forma oportuna e imparcial».

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter