sábado 21 de octubre del 2017

   

Ahora

Cierra la fábrica Nicoll Eterplast y 150 trabajadores quedan en la calle

 

La fábrica Nicoll Eterplast, situada en localidad bonaerense de La Tablada, anunció su cierre definitivo y dejó a más de 150 trabajadores en la calle.

Cristian Maldonado, delegado de la fábrica, aseguró que “la empresa presentó un procedimiento preventivo de crisis en el ministerio de Trabajo. Nosotros fuimos notificados a través del sindicato de Plástico del supuesto cierre total de las operaciones”.

La empresa pertenece al Grupo Corporativo Aliaxis y cuenta con filiales en Chile, Uruguay, Panamá, Perú, Colombia, Costa Rica y México.

“En el mes de junio vimos movimientos extraños con la matricería y el stock que tenemos acá. Transmitimos las inquietudes al sindicatos y presentamos en el Ministerio de Trabajo una denuncia por supuesto vaciamento”.

En este punto, explicó la maniobra: “Entre las mismas filiales de la compañía hacen ventas de maquinarias y de la materia prima a la filial que tienen en Chile o Uruguay, por ejemplo. Así llevan la producción afuera”.

fábrica Nicoll Eterplast 2

“Hace dos meses, la empresa respondió que no tenía pensado retirarse del país y que pensaban implementar nuevas estrategias para aumentar la rentabilidad. Ahora en los primeros días de septiembre presentaron en Trabaja el procedimiento preventivo de crisis informando que por la situación económica y financiera de la empresa no era viable seguir con las operaciones en el país. Y despidiendo el 100 por ciento del personal”.

Ante este escenario, los trabajadores realizan asambleas para analizar los pasos a seguir. “Pedimos mantener la fuente de trabajo. Somos más de 150 familias que gran parte de ellas la única entrada de dinero es el sueldo. Hay mucha gente con mucha antigüedad que como está el mercado laboral, si perdemos el trabajo, queda fuera del circuito laboral”.

Desde el sindicato del Plástico, aseguraron que las industrias del sector están trabajando “al 50 por ciento” de su capacidad. “Entramos en una meceta y no levanta la producción, no hubo más horas extras”.

“La estrategia es importar, están queriendo abaratar la mano de obra. Hoy el directorio está desmantelado, quedó casi una fábrica fantasma”, concluyeron.