Cuenta con refugios, iluminación LED, cámaras de vigilancia, ascensores y venta electrónica de boletos con la tarjeta SUBE. Es la primera estación de tren construida en el área metropolitana en unos 30 años.