domingo 25 de junio del 2017

   

Ahora

Coimas de Odebrecht: “El Presidente sigue teniendo absoluta confianza en Arribas porque es su amigo”

 

La vicepresidenta Gabriela Michetti aseguró que el mandatario Mauricio Macri “sigue teniendo absoluta confianza” en el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, involucrado en el escándalo de coimas de la brasileña Odebrecht e hizo incapié en la amistad.

“El Presidente sigue teniendo absoluta confianza en Gustavo Arribas porque lo conoce hace mucho tiempo y es su amigo”, aseveró Michetti en una entrevista con el diario El Tribuno, de Salta.

En este sentido expresó que “de ninguna manera están probadas las acreditaciones del dinero que le habrían pagado a Arribas”.

“Justamente eso es lo que hay que averiguar y por eso Arribas pidió la extradición del testigo que pagaba las coimas”, añadió.

La funcionaria resaltó además que “Arribas dice que esa documentación no está y lo único que está probado es lo que él declaró que es real, que son esas ventas vinculadas a la casa y que lo otro es todo una difamación”.

“Por eso se abre de nuevo la causa, porque en realidad se está investigando eso, no hay una prueba de las acreditaciones”, indicó.

Arribas fue acusado por el arrepentido brasileño Leonardo Meirelles, quien sostuvo, en el marco de la causa Lava Jato, que en 2013 le realizó diez transferencias por un total de 850 mil dólares.

“Meirelles también sostuvo que ese dinero llegó a la cuenta bancaria de Arribas en la sucursal Zurich del banco Credit Suisse. Explicó que tras ordenar diez transferencias, ninguna vino rebotada ni recibió un reclamo”, indicó el periodista Hugo Alconada Mon.

Las transferencias a Arribas comenzaron en septiembre de 2013, es decir, un día después de que le adjudicaron el contrato para el soterramiento del tren Sarmiento al consorcio integrado por Odebrecht e Iecsa, de Angelo Calcaterra, primo del entonces jefe de Gobierno porteño y actual Presidente, según la denuncia.

El jefe de los espías es intimo amigo del mandatario a tal punto que Macri le alquiló su departamento del edificio de Avenida Libertador y Cavia.

En pleno escándalo, Macri había salido a realizar una fuerte defensa de su amigo Arribas y llegó a sostener que la acusación “es un cuento”.

ARRIBAS, EL MÁS VIVO

En el libro Macri. Historia íntima y secreta de la élite argentina que llegó al poder, de la periodista Laura Di Marco, el Presidente revela que eligió a Arribas como jefe de los espías porque “era el más vivo”. El diálogo fue el siguiente:

Di Marco —¿Por qué lo ubicó a su amigo Arribas al frente de la AFI? ¿Cuál era su experiencia en el terreno de la inteligencia?

Macri —Nula, nula. Pero, yo pregunto, ¿qué experiencia tenían todos los otros Señores 5 que lo antecedieron?

Di Marco —¿Cuál fue el motivo de la selección, entonces? ¿La confianza?

Macri —Sí, es eso. Yo pensé: de todos mis amigos, ¿cuál era el más vivo, el más desconfiado, el más acostumbrado a toda esta cosa de las trampas? Justo uno que se había hecho de una buena posición económica en el fútbol; uno que arrancó de una posición humilde en la vida… me pareció que resumía todas esas cualidades.