martes 26 de septiembre del 2017

   

Ahora

Todo está guardado en la memoria (audivisual)

El Ministerio de Justicia, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales y la agencia de noticias Télam firmaron un convenio para producir contenidos audiovisuales en diferentes formatos, soportes y plataformas sobre derechos humanos.
 

El Ministerio de Justicia, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y la agencia de noticias Télam firmaron convenios para la elaboración de contenidos audiovisuales que contribuyan a la formación de una “memoria social condenatoria” de las violaciones de derechos humanos cometidas por la última dictadura.

“La memoria tiene una gran significación para enfrentar los instrumentos del poder económico que seguramente va a intentar desestabilizar a un gobierno de tinte popular, con justicia social, soberanía política e independencia económica”, reflexionó el ministro de Justicia, Julio Alak, durante la firma de los convenios, en el cine Gaumont, del barrio porteño de Congreso.

Junto al ministro, sobre el escenario, estuvieron el vicepresidente del INCAA, Gianni Buono; la subsecretaria de Acceso a la Justicia, María Florencia Carignano; Verónica Torras, del Programa Memoria en Movimiento de la secretaría de Comunicación Pública; y el vicepresidente de Télam, Santiago Aragón.

La ceremonia se inició con la proyección de un video que hizo un repaso por la historia argentina desde el inicio de la dictadura hasta la derogación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, durante el gobierno de Néstor Kirchner, lo que marcó “un camino sin vuelta atrás” y la instauración del 24 de marzo como el Día Nacional por la Memoria, la Verdad y la Justicia.

Se trata del primer spot audiovisual conmemorativo de la reapertura de los juicios por delitos de lesa humanidad -realizado por los organismos firmantes- y que será proyectado por la Televisión Pública.

Alak destinó parte de su discurso a cuestionar la demora de parte del Poder Judicial en la materialización de los juicios contra represores y socios civiles de la dictadura, lo que permite que “sigan impunes muchos culpables” de “atrocidades” ocurridas durante la represión militar entre 1976 y 1983.

“Es importante registrar esas atrocidades que ocurrieron”, insistió el ministro, quien entendió que, de esa forma, la sociedad puede contrarrestar con “memoria” el poder de acción de los “instrumentos del poder económico que buscan el descrédito del poder popular”.

incaa telam ministerio de justicia contenido derechos humanos

Otro de los asistentes al acto, el diputado nacional e hijo de desaparecidos Horacio Pietragalla, aseguró que los organismos de derechos humanos continuarán adelante con su tarea a favor de la “memoria, verdad y justicia” más allá del 2015 y resaltó la importancia de llevar adelante proyectos audiovisuales que relaten lo ocurrido durante la dictadura.

La idea es -según se explicó- elaborar contenidos audiovisuales en diferentes formatos, soportes y plataformas que contribuyan a la promoción y fortalecimiento de los derechos humanos, “a través de la cultura y de la memoria colectiva”.

“Que se sepa lo que pasó en esos años (de dictadura) para que nunca más nos quieran llevar para atrás”, reflexionó el vicepresidente del INCAA, Gianni Buono, durante el acto al que asistieron funcionarios nacionales y militantes de organismos de derechos humanos.