domingo 21 de enero del 2018

   

Ahora

 

Multitudinario acto en Plaza de Mayo y marchas en todo el país contra las políticas de Macri

  • Foto: Agencia Foto Sur
  • Foto: Agencia Foto Sur
  • Foto: Agencia Foto Sur
  • Foto: Agencia Foto Sur

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) encabezó en Plaza de Mayo la concentración con organizaciones gremiales, sociales y políticas contra las políticas del gobierno de Mauricio Macri que ya dejaron más de 20.000 trabajadores estatales en la calle.

La medida de fuerza fue la primera gran protesta contra el Gobierno del presidente Mauricio Macri y se da en el primer día de implementación del denominado protocolo antipiquetes.

El paro de ATE “ha tenido un muy alto acatamiento”, según informaron a Télam voceros gremiales y tuvo su cierre con una multitudinaria movilización en la histórica Plaza de Mayo donde -según datos otorgados por fuentes policiales- unas 50.000 personas acompañaron los reclamos del sector.

Las CTA nacionales y provinciales paralizaron las tareas y acompañaron a los estatales en rechazo de “los despidos producidos en los sectores público y privado”, por “las inmediatas reincorporaciones” y en demanda de “la eliminación del impuesto a las Ganancias sobre los salarios”, entre otras reivindicaciones.

Todos esos sectores también rechazan el “Protocolo de Seguridad” ante “las protestas sociales” porque implica criminalizar la protesta.

Desde las 11, las columnas de manifestantes se fueron nucleando en la intersección de las avenidas de Mayo y 9 de Julio, mirando a Plaza de Mayo, provocando el corte de 9 de julio en la entrada desde el sur hacia el Obelisco, ante una importante presencia de las fuerzas de seguridad.

No obstante, la policía no intervino para aplicar el nuevo protocolo de seguridad del Estado para manifestaciones públicas.

Al hacer uso de la palabra, Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de ATE-Nacional, criticó con dureza “las políticas de ajuste, despidos y de represión a la protesta social aplicadas por este Gobierno”, y en forma paralela hizo un “fuerte llamado a la unidad de todos los sectores para alcanzar una victoria, parar frenar los despidos de trabajadores, alcanzar la reincorporación de los despedidos y para parar las políticas de (Mauricio) Macri contra los trabajadores y el pueblo”.

“Nos despiden en los sectores de la Nación, nos despiden en los municipios y en las provincias, nos estigmatizan a los trabajadores, quieren separar a los trabajadores del Estado del pueblo con el que trabajamos todos los días. Sentimos angustia cuando no podemos lograr incorporar a un compañero despedido y sentimos angustia cuando vemos que tenemos más de 300.000 trabajadores en municipios y en las provincias que cobran sueldos por debajo del salario mínimo vital y móvil”, dijo Godoy en su discurso.

La jornada nacional de lucha se cumplió en los 78 hospitales públicos bonaerenses y en las dependencias judiciales de la provincia de Buenos Aires.

Micheli, ex titular de la ATE y secretario general de la CTA Autónoma, reclamó también “la derogación de la Ley Antiterrorista” y reclamó mejores salarios y condiciones laborales, en tanto el jefe de la otra central, el docente Hugo Yasky, advirtió que si el gobierno nacional no revierte las medidas “el conflicto se profundizará”.

La jornada nacional de lucha de ATE, junto a los médicos, judiciales y profesores universitarios nacionales contó con el apoyo y movilización de un amplio abanico de organizaciones sindicales, sociales, políticas y de los organismos de derechos humanos.

Entre ellos se hicieron presentes el Movimiento Evita, Barrios de Pie, el Movimiento Político Los Pibes, el partido MILES-FTV, el MST, el MAS, el Movimiento Octubre, el Movimiento Martín Fierro, Peronismo Militante y algunos sectores de Nuevo Encuentro.

También estuvieron presentes varias seccionales de ATE de la provincia de Buenos Aires, como así delegaciones de la Unión Ferroviaria, del Sindicato de Aceiteros, del Neumático, Aeronáuticos, de los hospitales públicos, FOETRA, SADOP y de la UOM.

Por su parte, el secretario general de ATE-Capital Federal, Pablo Catalano, destacó “este grado de unidad en la lucha con la presencia de los compañeros Hugo Yasky y Pablo Micheli” ambos secretarios generales de la CTA. “Esta es una gran alegría de este marco de unidad en la lucha, como así también el acompañamiento de otros sindicatos que nos apoyan en esta lucha”, dijo.

Finalmente, Catalano advirtió que los estatales “no” aceptarán “ningún techo para las paritarias” ni “el ajuste económico sobre los trabajadores, como no aceptamos los grandes aumentos y los tarifazos en los servicios públicos”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter