miércoles 25 de abril del 2018

   

Ahora

Crece la tensión entre las dos Coreas

 

Corea del Norte volvió a calentar el clima político de la península al enviar a una de sus patrullas a aguas territoriales surcoreanas, un día después de lanzar un nuevo cohete espacial.

Tras la incursión, que en total duró unos 20 minutos, la Fuerza Naval de Corea del Sur realizó varios disparos al aire de advertencia y el Ejército elevó su nivel de alerta, según informó en un comunicado el Ministerio de Defensa de ese país, citado por la agencia de noticias EFE.

La frontera marítima occidental entre las dos Coreas en el Mar Amarillo, conocida como la Línea Límite del Norte (LLN), ha sido en los últimos años escenario de conflictos entre Seúl y Pyongyang, ya que éste último no reconoce la demarcación establecida al término de la Guerra de Corea, en 1953.

Tras momentos de fuerte tensión, la patrulla regresó a aguas norcoreanas. El incidente fue similar a otros que sucedieron en el pasado, pero tras el lanzamiento espacial de ayer, adquirió un tono más dramático.

Por eso, tras el episodio en el Mar Amarillo, la Cancillería surcoreana informó que el titular de la cartera, Yun Byung-se, acudirá mañana a la sede de Naciones Unidas para pedir al Consejo de Seguridad que sancione de la manera más dura y rápida posible a Corea del Norte por el lanzamiento de ayer.

Yun visitará mañana martes y el miércoles la oficina del organismo en Nueva York y se reunirá con el secretario general, Ban Ki-moon, según informó un comunicado del Ministerio.

A través de varias resoluciones, el Consejo de Seguridad de la ONU prohibió a Pyongyang realizar cualquier ensayo con tecnología de misiles, incluidos los lanzamientos de cohetes espaciales.

Las potencias mundiales sostienen que Corea del Norte desarrolla sus cohetes con una tecnología similar a la utilizada en misiles, por lo que aseguran que un lanzamiento espacial como el de ayer puede encubrir un ensayo de proyectiles balísticos
intercontinentales, una tecnología que sumada a la capacidad nuclear del país asiático, puede convertirse en una grave amenaza para sus rivales.

Además, el Consejo de Seguridad de la ONU ya se había reunido de urgencia el mes pasado para discutir una prueba nuclear realizada por Corea de Norte el 6 de enero pasado.

Pese a que la condena fue unánime, las potencias sólo acordaron seguir discutiendo nuevas sanciones contra el régimen comunista.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter