jueves 19 de octubre del 2017

   

Ahora

Cristina junto a Recalde, en un taller de robótica con chicos en la Villa 20 de Lugano

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner compartió durante 45 minutos un diálogo con alumnos de escuelas primarias de la Villa 20 de Lugano, que concretaron distintos proyectos a partir del programa “Robótica para Educar” que desarrolló el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Los chicos le presentaron y explicaron en detalle como aplicaron el kit de elementos que les posibilitó desarrollar proyectos robóticos, y en un diálogo distendido comentaron también otras iniciativas que vienen realizando, como historietas animadas en sus computadoras.

Al llegar a la Villa 20 de Lugano, este mediodía, la Presidenta fue recibida por el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao; el ministro de Economía, Axel Kicillof, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde y el referente barrial, Alejandro “Pitu” Salvatierra, entre otros dirigentes y gran cantidad de vecinos.

Durante su encuentro con los chicos, Barañao explicó que el programa “Robótica para Educar” posibilita que “los más chicos adquieran habilidades”, aplicando el nuevo lenguaje de las tecnologías y explicó que el kit que se entrega ha sido realizado por una empresa nacional.

La Presidenta a su vez, durante varios momentos de su diálogo con los chicos, puso de relieve la importancia de las escuelas técnicas, comentó que ayer entregó la computadora número cinco millones del programa “Conectar Igualdad” y señaló que el recurso humano especializado en informática tiene salida laboral y es muy elogiado en el mundo. “Lo dicen los ejecutivos extranjeros, los argentinos ocupan un lugar descollante”, en informática, dijo.

Durante la visita, los niños y jóvenes le explicaron a la Presidenta el funcionamiento de una tarjeta y sensor de colores, y Cristina ironizó: “Tenemos que poner el sensor para que muchos hagan las cosas bien”.

A su vez los jóvenes le entregaron un brazo robótico, realizado por ellos, con un cartel que decía: “Néstor vive en nuestros corazones”, en referencia al ex presidente Néstor Kirchner.

Al finalizar el encuentro, Cristina se sacó fotos y recibió cartas y mensajes de los vecinos que se acercaron a saludarla en una de las últimas actividades de campaña de cara a las elecciones que se realizaran el próximo domingo para elegir al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.