sábado 21 de octubre del 2017

   

Ahora

Cristina a las FF.AA.: “Nunca más dejen llevarse por un canto de sirenas”

 

La Presidenta recalcó esta noche que en 2003, cuando Néstor Kirchner asumió, “parecía imposible articular los Derechos Humanos y la defensa, por la historia vivida”. A su vez, destacó el trabajo conjunto en estos 12 años y la reafirmación de la condición civil en la defensa densa del país.

“Los lineamientos basales de la política de defensa que establecimos desde 2003, marca que las Fuerzas Armadas deben estar bajo la conducción de un civil; trabajar de forma conjunta y con una estrategia defensiva y autónoma de potencias extranjeras”, señaló la mandataria.

Y en ese sentido, recordó: “Durante años, nuestros militares se formaban en países que podían atacarnos en un eventual conflicto bélico. No necesitamos que nadie nos diga cómo debemos defendernos”, subrayó.

Al pronunciar su discurso en el edificio Libertador, la Presidenta dijo que “podemos decir que hoy hemos recorrido un largo camino desde 2003 a la fecha, un entramado institucional de la política de defensa que ha adquirido una intensidad que no tenía en otros momentos, que tiene que ver con el ritmo de la democracia”.

Durante su discurso, marcó la necesidad de que una mujer sea la que conduzca las Fuerzas Armadas algún día, en el marco de la enumeración del las políticas de género impulsadas por el Ministerio de Defensa.

“No quería irme sin ver una almiranta, pero tal vez en uno o dos años más veamos una mujer con laureles, lo que quiero decir es que quiero una mujer en la conducción de las Fuerzas Armadas”, enfatizó al encabezar el acto de las FFAA en el edificio Libertador.

A su vez, destacó que se avanzó “muchísimo” en las políticas de género al resaltar que aumentó un cincuenta por ciento el ingreso de mujeres a las fuerza, en tanto ponderó la participación del Ministerio en la marcha “Ni una Menos”.