domingo 16 de diciembre del 2018

   

Ahora

CFK trazó la estrategia ante el neoliberalismo y apuntó al poder real

 

Foto: ES Fotografía / @esfotografia

“Esto no es una ninguna contracumbre. Como espacio progresista debemos acostumbrarnos a no presentarnos como la contra, sino como el espacio político que excede las categorías de derecha e izquierda para ingresar a pensar en una nueva categoría y que es la de pueblo”. Con estas palabras arrancó Cristina Kirchner su presentación en el Primer Foro de Pensamiento Crítico que se realiza en Buenos Aires.

La ex presidenta convocó a los presentes en el Foro organizado por Clacso a crear una nueva mayoría frente a las consecuencias del neoliberalismo que “impacta negativamente” en todos los sectores de la sociedad. “Pocas veces se puede juzgar a dos modelos de país tan distintos con tan poco tiempo de distancia. El 9 de diciembre se cumplen tres años exactos de que el neoliberalismo se ha instalado en nuestro país”.

Este fue el puntapié de la enumeración de varios contrapuntos entre su gestión y la actual de Cambiemos e hizo una primera referencia al endeudamiento externo, al que denominó como el verdadero “cepo estructural” para la Argentina. “Hoy han vuelto al FMI con un préstamo de 57.700 millones de dólares, que convierte a la Argentina y sus gobernantes una vez más en meros gestores de políticas que les imponen de afuera”.

Repasó así y comparó los diferentes indicadores de la economía como inflación, tasas de interés, consumo, caída de la producción industrial y aumento de pobreza.

“¿Qué es el neoliberalismo? ¿Una teoría económica? No. Es una construcción política del capitalismo. Como lo fue también el estado de bienestar, creado para que el mundo no se volcara al comunismo”.

Foto: ES Fotografía / @esfotografia

Foto: ES Fotografía / @esfotografia

En el trazo de esta línea histórica indicó que una vez “terminada la amenaza del comunismo, el Estado de bienestar era demasiado costoso y por lo tanto plantearon otra alternativa. El Estado de bienestar que había sido construido sobre la igualdad de oportunidades fue socavado por una nueva construcción”.

“La igualdad también es una construcción política. Junto con la libertad y la fraternidad, fueron ideales creados por la Revolución Francesa. No es algo implícito en la condición humana. Al contrario, diría”, agregó.

En este sentido, la ex presidenta se refirió a cómo el neoliberalismo crea y genera “sentidos comunes” y “subjetividades” para trabajar “sobre el concepto de la igualdad exacerbando lo más negativo de la condición humana”.

“La condición humana es la diferenciación del otro, es tener una identidad, que es lo que nos diferencia de los animales. Los gatos son todos gatos, las yeguas son todas yeguas, pero los humanos no”, lanzó en un guiño a los apodos que reciben la ex presidenta y el actual Jefe de Estado.

En ese tono, señaló que “el neoliberalismo exacerba también el individualismo y la meritocracia. Si tenés trabajo es porque te lo ganaste vos, y si no, es porque no tenés la capacidad. No es más un problema del Estado, es un problema tuyo”.

Foto: ES Fotografía /  @esfotografia

Foto: ES Fotografía / @esfotografia

Remarcó así que sin políticas públicas, “quedas colgado del pincel” para contraponerlo con la “meritocracia” que presenta el neoliberalismo. “Hay mucha gente que se levanta temprano y se acuesta tarde y hoy ya no tiene trabajo. Una parte es mérito personal, pero por otro lado, si no tenés políticas públicas quedás colgado del pincel”.

“En los medios y en la sociedad se instaló el discurso de que el Estado te sacaba tu salario para dárselo a los vagos y a quienes cobraban la AUH”, puntualizó.

¿Sirven las categorías de “izquierda” y “derecha” para definir la disputa política? Esta inquietud sobrevoló la disertación de Cristina.

La ex presidenta llamó a repensar el espacio político del progresismo en la región y dejar de lado las categorías de “derecha” y de “izquierda” a las que definió como una trampa del neoliberalismo que apunta a la división de las sociedades y ponderó una nueva categoría: la de “pueblo”.

Cristina CFK Clacso

“Las izquierdas y derechas son categorías perimidas. Sirven solo para dividir y ser funcional al neoliberalismo. Tenemos que acostumbrarnos a eliminar esta forma de pensar y concebir una nueva categoría, la de pueblo. Un frente social, cívico y patriótico donde se agrupen todos los agredidos por el neoliberalismo que no es de derecha o de izquierda”.

En ese punto, Cristina fue categórica: “No puede ser la división entre los que rezan y lo que no rezan. Mala división también. Un lujo que no nos podemos permitir, porque en nuestro espacio hay pañuelos verdes, pero también hay pañuelos celestes y tenemos que aprender a aceptarlo sin llevarlo a la división de fuerzas. Esto es fundamental. Puede no gustar, pero es lo que pienso. Puedo tener muchos defectos, pero mentirosa no”.

Otro punto que se destacó en su exposición fue el pedido de una nueva arquitectura institucional ante el poder real. “Tengan en cuenta que esta forma de organización de gobierno del mundo occidental data de 1789, porque esta división entre poder judicial, poder legislativo y poder ejecutivo data de la Revolución Francesa. De esta manera surge este concepto de izquierdas y derechas por como se ubicaban en la asamblea legislativa los más jacobinos y los menos jacobinos, lo más revolucionarios y los menos. Y un poder judicial además que es vitalicio”.

“¿Qué quiero decir con esto? Que estamos ante el mismo sistema de gobierno de cuando no existía la luz eléctrica”, destacó para repensar la participación institucional de nuevos actores poder como las multinacionales, las transnacionales, los organismos de multilaterales de créditos o medios de comunicación que “no están reguladas en ninguna Constitución”.

“Por eso es imprescindible darse una nueva arquitectura institucional que refleje la nueva estructura de poder. Hay una estructura de poder que no está reflejada ni en la Constitución ni en la regulación. Es necesario que esa estructura esté regulada e institucionalizada”, lanzó para abrir así un debate pendiente en el país.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter