lunes 25 de septiembre del 2017

   

Ahora

#CuentasOcultasEnSuiza Los directivos del HSBC se negaron a responder preguntas ante la comisión bicameral

 

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, advirtió que el monto total de la fuga de capitales llevado a cabo a través de cuentas abiertas en la filial Suiza del HSBC que no fueron declaradas ante el fisco, “puede ser superior a los 3.500 millones de dólares” previstos originalmente, al tiempo que ratificó que desde la entidad financiera “se armó una plataforma para facilitar este mecanismo de evasión”.

Por su parte, el presidente de la filial local del HSBC, Gabriel Martino, rechazó que la entidad bancaria y sus directores “hubiesen conformado una plataforma ilegal con el propósito de facilitar a argentinos evadir sus impuestos” y aseguró que en su denuncia contra el banco, “la AFIP no tiene claro que HSBC Argentina no es lo mismo que HSBC Suiza o HSBC USA”.

Tras leer un breve escrito, el directivo del HSBC local se negó a responder las preguntas de los legisladores amparándose en “secreto bancario” y en la Constitución Nacional “para no interferir en el proceso judicial”, lo que no cayó bien entre los legisladores de las diferentes bancadas, que le hicieron saber “que el reglamento de creación de la bicameral le permitía eximirse del amparo en el secreto bancario”.

En la segunda reunión del grupo legislativo, que es conducido por el kirchnerista Roberto Feletti, el titular de la AFIP abrió la reunión con una exposición en la que brindó detalles sobre el funcionamiento del sistema montado por la sucursal Ginebra del HSBC para este fin.

En su exposición, señalo que ya había un antecedente en la Argentina de un sistema montado por ese mismo banco con facturas apócrifas mediante cuentas fantasmas, que generó una evasión de más de 200 millones de pesos y fuga de capitales por 392 millones de pesos.

Echegaray dijo que el HSBC permitió “diseñar una plataforma para engañar a la Argentina, no solo a este gobierno sino también a los anteriores” y que la entidad bancaria “no puede hacer la vista gorda” y “decir que no tiene nada que ver” en el tema.

En ese contexto, el funcionario aseguró hoy que el Estado argentino “necesita conocer toda la historia de esas 4.040 cuentas abiertas en la filial de Suiza (del HSBC), para saber el verdadero volumen de esos fondos, porque en vez de tener que repatriar 3.500 millones de dólares capaz necesitamos repatriar 9.000 millones de dólares”.

El funcionario señaló también que el banco “no puede escudarse en que no conocían nada porque desde allí se armó una plataforma para facilitar la evasión fiscal y fuga de capitales” y aseveró que la entidad “interactuó directamente con los que evadieron impuestos”.

En ese sentido, Echegaray dijo que el HSBC “no cumplió con ninguna de las políticas de control fiscal, generó una operación de cabotaje con facturas apócrifas, y realizó asistencia expresa para facilitar este mecanismo de evasión, como surge de la propia documentación que envió Francia”.

Relató que “muchos de esos contribuyentes eran pequeños, medianos y grandes contribuyentes que muchos luego de conocer la apertura de esas cuentas en la filial Suiza presentaron rectificaciones de sus declaraciones juradas”.

Y dijo también que muchas de esas cuentas en el 2005 estaban a nombre de personas físicas “pero en el 2006 cuando el técnico Hever Falciani se fue del banco, se transformaron en sociedad off-shore, que luego se detecta que esos grupos están a nombre de las mismas personas”.

Tras la exposición de Echegaray, los legisladores recibieron a los directivos del HSBC local. Allí la voz cantante la llevó Martino quien consideró que “en la denuncia de la AFIP se pone el caballo atrás del carro” porque “se califica como asociación ilícita fiscal a las plataformas montadas por el HSBC pero no se describen los hechos”.

Luego de insistir en que “la denuncia de la AFIP es improvisada y la conclusión infundada” y que el texto de la misma “resulta inteligible”, Martino, visiblemente nervioso reiteró: “por encontrarme imputado, mi exposición se reducirá a leer el escrito, para que nada de lo que diga pueda derivar en la causa”.

“Esa información pídasela al Banco Central”, respondió Martino en varias oportunidades ante las consultas formuladas por Feletti  y por otros diputados, sobre cuestiones referidas a la actividad del banco que no se encuentran en la causa judicial ni amparadas por el secreto bancario.

“¿Quienes son los 10 principales clientes del HSBC?“, insistió Feletti, a lo que el directivo se limitó a señalar que no respondería ese tipo de preguntas “por estar dentro del secreto bancario”.

“Si no nos da información vamos a empezar a tener sospechas sobre el tema. ¿Qué tienen que esconder?”, disparó el diputado kirchnerista.

Los diputados oficialistas Carlos Heller, Luis Cigogna y Pablo González lamentaron la falta de colaboración de los directivos del banco y confiaron en poder obtener la información negada por los banqueros a través de otras vías.

La comisión se volverá a reunir el próximo martes a las 18 con una lista de invitados que se definirá en los próximos días.