martes 19 de septiembre del 2017

   

Ahora

Cumbre por Siria entre Estados Unidos y Rusia

 

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y su par ruso, Serguei Lavrov, no lograron acercar posturas sobre cuál es la mejor salida para el conflicto en Siria, después de mantener una inédita cumbre en Viena junto a Feridun Sinirlioglu y Adel al Jubeir, sus homólogos de Turquía y de Arabia Saudita.

El objetivo de la reunión en la capital austriaca era impulsar una negociación política que ponga fin a la guerra civil siria, que ya lleva más de cuatro años y causó al menos 250.000 muertos, según la ONU.

Lavrov y su colega estadounidense se encontraron por primera vez desde que Rusia inició el 30 de septiembre pasado sus ataques aéreos en Siria, en apoyo de las fuerzas del presidente Bashar al Assad contra los grupos yihadistas.

Durante la reunión, Rusia consideró que el presidente sirio Bashar al Assad debe mantenerse en el poder, mientras que Estados Unidos, Arabia Saudita­ y Turquí­a manifestaron que debe apartarse del cargo para lograr una solución al conflicto, que ya lleva más de cuatro años.

Los turcos son junto con los sauditas los más férreos detractores de Assad y exigen su salida.

Lavrov pidió que haya negociaciones directas entre el gobierno de Damasco y la oposición siria. Y apuntó que el destino de Siria sólo puede ser decidido por el pueblo sirio. “Pero no en el campo de batalla o a través de un levantamiento, sino con un diálogo polí­tico”, especificó según la agencia de noticias DPA.

Kerry, por su parte, consideró que la reunión en Viena fue “constructiva y productiva”, según apuntó su vocero Mark Toner en Washington. Hubo nuevas ideas “que abren la posibilidad de modificar la dinámica en Siria”, añadió. El próximo viernes podrí­a repetirse el encuentro de hoy, indicó Toner, que no descartó que Irán pueda participar en la reunión.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, criticó hoy además la postura de Rusia. “Cualquiera que ayude a Al Assad y se interponga en una transición polí­tica, tan sólo prolongará el conflicto, causará más sufrimiento y reforzará a EI (la milicia terrorista Estado Islámico)”, dijo.

Por su parte, Lavrov dijo que la información sobre supuestas conversaciones para que Assad dimita es sólo un rumor difundido por el diario árabe “Al Sharq al Awsat”, citando fuentes oficiales turcas. Lavrov, negó que se hablara de la posible salida del poder del presidente de ese país, Bashar al Assad.

Los cancilleres acordaron “consultar con todas las partes e intentar reunirse pronto en una cita más amplia para explorar si hay suficientes puntos en común para avanzar en una solución política”, anunció el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, en su conferencia de prensa diaria en Washington.

Esa reunión se celebrará “como pronto el próximo viernes”, con la posibilidad de que sea más adelante, y es “posible” que “incluya más países” además de los participantes de hoy, según el portavoz.

La cumbre en Viena no contó con presencia europea, ni Francia, Reino Unido y Alemania formaron parte “por reclamar la partida del presidente Al Assad como condición para apoyar las negociaciones, algo que es rechazado de plano por Rusia”, según el diario francés Le Monde.