martes 17 de octubre del 2017

   

Ahora

Uno de los fundadores del Frente Renovador abandonó a Massa con durísimas críticas

 

El jefe del bloque de diputados nacionales del Frente Renovador, Darío Giustozzi, anunció su salida del espacio que conduce Sergio Massa y describió al espacio como que “se achicó” y “lleno de miserias y sin una organización nacional”.

Al anunciar su salida, el ex intendente de Almirante Brown, que fue hasta hoy precandidato a gobernador bonaerense y jefe de los diputados massistas en el Congreso Nacional, opinó que a Massa “le ha faltado experiencia y eso genera desconfianza” y aseguró que quienes “tomaron volumen interno” en el espacio “perjudicaron al propio Massa”.

“Estoy decepcionado por tantos errores y contradicciones. Es una situación que me apena. El Frente Renovador involucionó, se desnaturalizó, perdió su esencia original, su fuerza renovadora, su frescura. Tuvimos cambios para mal. Y hay algunas circunstancias que lo agravan, como la falta de una organización nacional. Se nota, se ha expresado de manera contundente por las enormes carencias que tenemos en distintos lugares y porque el FR, en lugar de crecer, se achicó. Tenemos opciones que tienen más que ver con el pasado que con el futuro. Esto lo han advertido tantos que se fueron yendo. Y otros que iban a venir y no vinieron. Se han ido decepcionados. Yo siento que la casa que construimos perdió alegría, encanto… y quiero agregar: en el massismo hay algunos personajes nocivos, perversos y con influencia creciente y que hacen que yo no puedo estar un minuto más en un espacio así. El cinismo y la hipocresía no las tolero. Prefiero el ostracismo político antes que perder mi dignidad”, afirmó Giustozzi en una entrevista con el diario Clarín.

El diputado habló de maltratos: “Esto, que era una dupla, tuvo tantos actores desilusionados como yo. Se constituyó una atmósfera de maltrato. Con todos las cosas que me han pasado en la vida no acepto el maltrato. Hay muchas miserias”.

En cuanto a su futuro político, Giustozzi deslizó que mantendría su candidatura a gobernador de la provincia de Buenos Aires. “Tengo un espacio provincial y, número más o número menos, las encuestas me dan una intención de un millón de votos. Tengo concejales, varios legisladores y vamos a construir. Lo que no tengo es definición de alianzas. No estamos decidiendo ir a ningún otro lado que no sea a nuestra propia construcción. No elijo el camino que hubiera deseado”.

“Siempre he sido una persona con muy buen diálogo con todos, con el oficialismo y con la oposición. Hay cosas que se pueden reconocer del Gobierno, por eso formamos parte en su momento y también tengo críticas. Y a la vez destaco cosas que se han hecho en el gobierno de Macri, donde tengo amigos. Lo importante es buscar desde donde uno puede aportar más. Lo evidente que no podemos ir corriendo todos delante de alguien que no tiene experiencia. Y que por eso se cometen tantos errores”, agregó.

Y apuntó a “falta de experiencia” de su ex aliado.”Yo creo que a Sergio le ha faltado experiencia y eso genera desconfianza. A eso se suman las desconfianzas derivadas por el mal clima interno que se vive a veces. Hoy no parecemos ser renovación. Queríamos dirigentes jóvenes, con experiencia de gestión, innovadores, de distinta procedencia. Pero los que tomaron volumen interno ganaron y perjudicaron al propio Sergio”.

“Hice planteos sinceros por la positiva y algunos terminaron con actitudes de maltrato innecesario. Yo ayudé mucho a Sergio en función de su candidatura presidencial. Vine con muchos legisladores, con concejales, con intención de voto a gobernador y con un distrito de más de 600 mil habitantes. Yo vine a poner y otros directamente a buscar. Son los que perdieron por aplastamiento una elección. Aunque De Narváez es un tema menor”, continuó.

La salida de Giustozzi no fue la única deserción en las filas de Massa; el jueves pasado Jesús Cariglino anunció que se retiraba del Frente Renovador, y a la de Sandro Guzmán que en marzo, abandonó el espacio massista para sumarse al Frente para la Victoria.

Sin embargo, la salida de Giustozzi tiene un peso específico propio ya que se trata de unos de los fundadores del espacio y de quien recibió la confianza para conducir el bloque de diputados nacionales renovador, que incluía al máximo dirigente del espacio, Sergio Massa.

LA REACCIÓN DEL MASSISMO

La respuesta de las filas massista llegó a través de una serie de comunicados de prensas publicados esta mañana, en los que distintos dirigentes anunciaron que mañana expulsarán a Giustozzi del bloque legislativo y lo acusaron de “tibio individualista”.

A través de dos comunicados de prensa, la diputada nacional Graciela Camaño y los intendentes Joaquín de la Torre y Jorge Eseverri, atacaron la salida de Giustozzi del Frente Renovador, que se rumoreaba desde hace meses y que, según los dirigentes massistas, es producto del “capricho de ser candidato único a gobernador o nada”, según expresó el intendente de San Miguel.

“Para que un árbol crezca fuerte hay que cortarle ramas. El lunes vamos a juntar al bloque para elegir nuevas autoridades porque vamos a echar a Giustozzi del bloque”, aseguró por su parte Camaño y de manera contundente expresó: ”estamos lo suficientemente fuertes como para tomar las medidas que permitan desmalezar y sacarnos de encima a tibios como Giustozzi que conspiran contra el espacio”.