sábado 21 de octubre del 2017

   

Ahora

De la Rúa atacó a Tinelli y se vió reflejado en la imitación a Macri

 

Fernando de la Rúa salió a apoyar a Mauricio Macri por la sátira que se realiza en ShowMatch y acusó otra vez a Marcelo Tinelli de provocar el inicio de la crisis de su gobierno.

El ex jefe de Estado aseguró que hay una similitud entre la imitación que hicieron sobre su figura durante su paso por la Casa Rosada y la satirización actual del líder de Pro. “Tengo la suerte de no verlo, pero por lo que leo parece que sí”, expresó en diálogo con Radio Rivadavia.

“Los otros días me decía chiquita Legrand, con quien coincidimos en una reunión hablando con sentido crítico de esas imitaciones y me decía ´a usted lo destruyó´. Y es cierto”, agregó.

El dirigente radical aseguró que “esas imitaciones en programas masivos hacen mucho daño. Quieren minar la autoridad del Presidente, reemplazarla por la autoridad propia de la farándaula. Entonces no se va a ninguna parte. Hay que plantearse cuál es la responsabilidad de los medios en democracia para preservar la autoridad y el respeto”.

De la Rúa, quien renunció a su cargo en diciembre de 2001 en medio de una profunda crisis económica y social, manifestó nuevamente que Tinelli influyó en su caída. “Por supuesto. Me ha pasado después de encontrarme con personas, que se asombraban al conocerme porque tenían la imagen de la imitación”, contó el ex mandatario.

Ayer, Macri se refirió a la parodia: “Es increíble que se ofenda. Tinelli me satiriza de mala manera ante tres millones de personas en televisión y se ofende porque lo critican 30.000 tuiteros”.

Un informe realizado por una consultora especializada en redes sociales concluyó que “hubo un ataque sistemático” proveniente “de un grupo de tareas del PRO, que intervino específicamente para operar el tema y luego bajó el perfil”, según reveló el diario Perfil.

La consultora hizo un análisis informático de los usuarios inventados que buscaron instalar la consigna #TinelliMercenarioK y demostró que “menos del 2% de quienes hablaron negativamente” fueron “personas reales”.