sábado 19 de agosto del 2017

   

Ahora

Contrabando y evasión: la SIDE paralela de Stiuso

El secretario de Inteligencia se refirió a la denuncia realizada ayer contra el ex agente Antonio "Jaime" Stiuso. "Ningún gobierno democrático tuvo la decisión de revisar las tareas de inteligencia en la Argentina", dijo.
 

El secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, dijo hoy que todos los partidos políticos “deberían hacer una autocrítica” sobre los servicios de Inteligencia que funcionaron durante los últimos 30 años en el país y señaló que éstos “no estuvieron en beneficio de la democracia, sino más bien para espiarnos”.

“Todos deberíamos hacer una autocrítica, los que hemos estado en el gobierno y en la oposición, porque nadie había asumido esta decisión de llevar adelante” una reforma del sistema de inteligencia, dijo en declaraciones radiales.

Parrilli aseguró que el ex espía montó una SIDE paralela. “Las otras áreas han actuado correctamente, esto es de un sector que depende específicamente de Stiuso. Era como una SIDE paralela; amparados en la legislación que otorga este beneficio, utilizaban esto para cometer delitos”, dijo Parrilli y agregó: “Nosotros hicimos nuestra parte, ahora esperamos que actúe la Justicia”.

“La mercadería se subía a unos fletes y la destinación no era la aduana. Era mercadería que la SIDE había comprado y documentado con un destino específico propio”, explicó. “Queremos saber quién fue, quién pagó esa mercadería. No hay constancia de pago de eso”, señaló el secretario.

Para el funcionario, “esta es una deuda de la democracia, que estamos dispuestos a llevar adelante con los riesgos que implica y, por eso, por instrucción de la presidenta (Cristina Kirchner) empezamos a agarrar la punta del ovillo”.

En cuanto a la denuncia que presentó ayer contra el ex funcionario de la SI, Antonio Stiuso, por contrabando y evasión tributaria, Parrilli dijo que “no hay ninguna decisión (en el gobierno) de decir: ahora hagamos todo” contra el ex espía, sino que “a medida que vamos encontrando hechos comprobados y acreditados, hay que ponerlos en manos de la justicia”.

En tanto, aclaró que en la investigación no se encontró “ningún elemento que comprometa” al ex secretario y al ex subsecretario de la SI, Héctor Icazuriaga y Francisco Larcher respectivamente, como para denunciarlos también ante la justicia.

“Algunos dirigentes nos preguntan por qué nos metemos en esto, nos dicen que tengamos cuidado. En eso se montaba su poder de extorsión y de condicionar a la democracia, a la Justicia, a funcionarios: en el miedo”, sentenció el secretario, y agregó: “Tenemos una Presidenta que no tiene en cuenta eso, cuando hay que hacer las cosas se hacen”.

Parrilli recordó que “Stiuso está desde el ’72, todos convivimos con él y tenemos que enfrentar esto”.

“Siempre hay un momento para hacerlo. Tampoco es que como gobierno no hemos hecho nada en diez años. Todo tiene su momento histórico y llegó el momento: la presidenta tuvo el coraje de llevarlo adelante”.

Por último, el titular de la SI dijo que “hay que terminar la investigación -que se limitó al 2013 y 2014-, y que ahora ira para atrás”, y se preguntó: “¿Quién me asegura que en el ’89 o en los ’90 no pasaba lo mismo?”.