lunes 21 de octubre del 2019

   

Ahora

Devaluado: la inflación Macri convirtió el billete de $100 en $30

 

Por Sergio Chouza *

El debilitamiento del peso, derivado de su pérdida de valor, acarrea diferentes problemas sobre nuestra economía. El primero y más evidente, tiene que ver con el deterioro de la calidad de vida de la población. Vinculado con ajustes de salarios, estipendios y demás ingresos que no siguen el ritmo del aumento de precios, la desvalorización del peso redunda en un empobrecimiento más o menos acelerado de las mayorías.

En segundo lugar, y vinculado con lo anterior, los sectores que más sufren los contextos inflacionarios son los que configuran sus ingresos a partir de transferencias gratuitas de sectores privados.

La “economía de limosnas” se licua fuertemente en entornos de precios muy volátiles, ya que la propensión a entregar una propina o limosna no se ajusta a la misma velocidad de la inflación. Sectores muy vulnerables correspondientes al primer decil de la distribución del ingreso, suelen ser los más afectados.

100 pesos inflacion Macri

Por último, desincentiva las inversiones, producto de afectar las tasas de rendimiento de inversiones, el producir incertidumbre sobre los costos de reposición y rentabilidades en moneda dura.

En este sentido, la modificación de precios relativos que se presenta en entornos inflacionarios afecta las posibilidades de los empresarios de tener un conocimientos cabal (y preliminar) de cuáles pueden ser los sectores más dinámicos para invertir.

Con todo, el cuadro anterior resume la pérdida de valor de la moneda argentina, desde fines de la anterior gestión hasta la actualidad. Se ilustra a partir de tres variables, representativas del debilitamiento del peso.

1

  • En relación a la inflación, hoy un billete de $100 alcanza para comprar solo $30,8 a precios del año 2015. Dicho de otra forma, el billete de $100 perdió más de dos tercios de poder adquisitivo, producto de una inflación acumulada de 237,1%.
  • Medido en moneda dura (en este caso, el dólar), con un billete de $100 se puede comprar menos de U$S 2, mientras que a fines del año 2015 alcanzaba para más de U$S 10. Esta devaluación brutal de la moneda criolla, se explica por un avance del dólar de aproximadamente 464%, en menos de cuatro años.
  • Comparado con la canasta básica alimentaria, mientras que en diciembre de 2015 se podía adquirir casi el 2% de los bienes esenciales para la alimentación mensual de una familia representativa, en la actualidad el mismo billete solo puede adquirir el 0,6%; esto es, una tercera parte. Esto se vincula con un aumento de la canasta del orden del 208,9%.

* Economista Universidad Nacional de Avellaneda (Undav). Integrante de EPPA.

 

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter