La candidata a presidenta de los Estados Unidos, Hillary Clinton, se mostró cansada durante un vuelo de avión en el que dio declaraciones sobre el atentado con un explosivo en el barrio de Chelsea, Manhattan.