martes 16 de octubre del 2018

   

Ahora

Dilma tras la destitución: “Consumaron un golpe parlamentario”

 

Tras ser destituida por el senado de Brasil, Dilma Rousseff aseguró que se consumó “un golpe de estado parlamentario”.

La ahora ex mandataria señaló que los senadores “decidieron por la interrupción del mandato de una presidenta que no cometió crimen”.

“Volveremos, volveremos para continuar”, agregó Rousseff tras su destitución. “No digo adiós, digo hasta pronto”, avisó visiblemente afligida.

La destitución fue apoyada por 61 votos contra 20 de los integrantes del Senado, que actuó como tribunal del juicio político que se le llevó adelante bajo la acusación de que había cometido alteraciones en la elaboración del presupuesto.

Los senadores respondieron la pregunta: “¿La acusada cometió crímenes de responsabilidad y debe ser condenada con la pérdida del cargo?” Con un “Sí” y un “No” debieron emitir su voto.

En cambio, el cuerpo legislativo no logró inhabilitarla, ya que en una votación posterior a la de la destitución 42 senadores apoyaron esa opción, 36 sufragaron a favor de mantenerle los derechos y tres se abstuvieron, por lo que no se alcanzaron los dos tercios (54 votos) de la Cámara Alta necesarios.

brasil-2

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, condenó la destitución, brindó su apoyo a Dilma y ordenó retirar al embajador en Brasil.

“Destituyeron a Dilma. Una apología al abuso y la traición. Retiraremos nuestro encargado de la embajada. Jamás cohonestaremos estas prácticas, que nos recuerdan las horas más obscuras de nuestra América”, escribió Correa en su cuenta de Twitter

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter