jueves 14 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Se aprobó la ley antidespidos y Macri prepara el veto

 

La Cámara de Diputados dictaminó hoy la Ley que declara la emergencia pública en materia ocupacional. Tras varias horas de debate, el proyecto impulsado por el Frente para la Victoria fue acompañado por 145 legisladores, entre ellos los del Frente Renovador liderado por Sergio Massa. Hubo tres votos negativos y 90 abstenciones, en su gran mayoría de Cambiemos.

El macrismo abandonó así su política opositora a la ley en el Congreso para que el trámite de aprobación y veto se haga con la mayor celeridad posible, de modo de no permitir que siga extendiéndose en el tiempo y socavando la imagen del presidente Mauricio Macri.

La votación del dictamen del FPV-PJ, respetando el texto aprobado en abril por el Senado, se trató en primer término, por lo que no fue necesario que se pusieran a consideración los dictámenes de Cambiemos, del Frente Renovador, de la Izquierda y del Socialismo, que reunían menor cantidad de firmas.

Fracasadas las gestiones del massismo para aunar una estrategia en común con el resto de los bloques peronistas para derrotar al oficialismo, puertas adentro del Frente Renovador debatieron hasta minutos antes de la votación sobre la conveniencia o no de acompañar el proyecto del FPV-PJ.

Finalmente, al momento de la votación, el massismo se resignó a la incidencia de la abstención de Cambiemos en el conteo definitivo y votó favorablemente por “estar de acuerdo con el espíritu de la ley”.

Entre los discursos principales, el presidente del bloque Justicialista, Oscar Romaro, señaló que “ante la actual situación laboral no queda otra que poner el pecho”

“Hoy acá tenemos que tratar de parar lo que está pasando día a día que es la llegada de telegramas. Porque sin trabajadores no hay empresas, sin empresas no hay mercado y sin mercado no hay consumo”, expresó.

Y concluyó: “No nos motiva poner en un aprieto al Presidente de la Nación sobre la necesidad de vetar esta ley. Solo queremos que piense en los trabajadores que estan viendo si hoy pueden llevar la comida a su casa o no”.

Por el Frente Renovador, Graciela Camaño consideró que se trató sólo de “una sesión testimonial” al expresar la molestia de su bloque por el acercamiento entre el el FPV-PJ y Cambiemos para definir la suerte de la sesión.

“Me queda una rara sensación de esta sesión. Porque da como resultado una mala ley que mañana va a estar vetada; y en definitiva lo que estamos haciendo es lastimándonos entre nosotros”, aseveró.

“Es tan contradictorio todo que se está tratado una ley que protege los derechos laborales y no hay ni un solo trabajador en la la calle”, indicó.

Por el FPV-PJ, el presidente del bloque, Héctor Recalde, advirtió que “si el presidente va a vetra la ley, debe saber que va a existir otro veto, que es el de los trabajadores”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter