viernes 15 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Aunque estaba listo para abrir, el Gobierno desmanteló el Mercado Central de Colegiales

 

En medio de la disparada de precios, el Gobierno decidió ponerle punto final a la sucursal del Mercado Central en Colegiales. El local de la Red Comprar, que ya estaba terminado y listo para comenzar a funcionar, fue desmantelado.

Así lo confirmaron desde el Ministerio de Producción, a cargo de la Corporación Mercado Central, al diario La Nación. De este modo, el predio comprendido por las calles Crámer, Olleros y Jorge Newbery y las vías del ferrocarril Mitre pasará a la administración porteña, que resolverá qué se hará en el lugar.

Tras tres medidas cautelares que impedían la apertura del supermercado, sólo faltaba la habilitación del gobierno porteño que nunca llegó. Pese a la inversión de $4 millones, las nuevas autoridades de la Corporación Mercado Central descartaron el proyecto y comenzaron a desmantelar las instalaciones.

El Mercado Central Red Comprar se enmarcaba en la política nacional de administración de precios que llevaba adelante la administración de Cristina Kirchner.

Permitía comercializar productos un 35 por ciento más económicos en promedio en relación a otras cadenas de supermercados, favoreciendo así a los eslabones más débiles de la cadena de producción y comercialización que son los productores y los consumidores.

El proyecto se desarrollaba en el marco del programa de Precios Cuidados, que tenía por objetivo poner un límite a la especulación en torno a los márgenes de comercialización de productos.

En la actualidad, la Secretaría de Comercio que dirige el ultramacrista Miguel Braun, optó por tomar otro rumbo: despidió a comienzo de este mes a cientos de trabajadores y dejó sin poder de fuego al programa “Consumo Protegido”.

En un video se puede ver al director nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, informando a los trabajadores del Programa Consumo Protegido (Coprec) los despidos.

Durante los primeros 100 días del presidente Mauricio Macri se coronó una devaluación del 60%, más de 100 mil despidos en el sector público y privado, fuertes subas en la canasta básica, caída de las ventas minoristas y una inflación sin índices oficiales por el “apagón” del INDEC.

El episodio generó el desplazamiento de Graciela Bevacqua y fuertes cruces con el titular del INDEC, Jorge Todesca, en lo que fue el primer escándalo político de Cambiemos.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter