domingo 18 de agosto del 2019

   

Ahora

El cierre de fábricas en La Matanza llegó al Financial Times

 

El diario Financial Times realizó una radiografía de la desindustrialización en la era Cambiemos y puso el foco en La Matanza, donde el cierre de fábricas es moneda corriente. Describió el impacto de las políticas de la dupla Macri-Vidal en el corazón del Conurbano: “colapso” del consumo interno, aumento de pobreza, apertura de importaciones, aumento de la desocupación, alta inflación y caída del poder de compra de los salarios.

Lo hizo a través del caso de Juan Pablo Benegas, quien durante 12 años “prosperó” por su trabajo en una pequeña fábrica de zapatos en La Matanza, “ahorrando lo suficiente para comenzar a construir una casa e invertir en maquinaria para establecer su propio taller algún día”.

“Pero luego vino el presidente Mauricio Macri. La fábrica sufrió una hemorragia en la mitad de sus trabajadores cada año después de que asumiera el poder en 2015, hasta que se vio obligada a cerrar en junio del año pasado, en gran parte gracias a un colapso en el consumo interno y la inundación del mercado local con productos baratos de China después de la importación. Se eliminaron las restricciones”, indica el matutino británico, de referencia en el sector financiero internacional.

Benegas recordó que “Macri prometió pobreza cero pero eso debe significar la muerte para los pobres, porque nos está matando uno por uno”. Con 40 años, sobrevive con la ayuda de sus padres retirados. “Debería apoyarlos, esta indignidad es psicológicamente perjudicial”, contó.

El artículo firmado por el corresponsal Benedict Mander analiza que Benegas “se encuentra en la primera línea de una dura recesión que es especialmente difícil para los suburbios empobrecidos de Buenos Aires que representan más de una cuarta parte del electorado” y que esta situación “está socavando el objetivo de Macri de ser reelegido en octubre”.

articulo

Señala además que la decisión de Cristina Kirchner de lanzar la fórmula con Alberto Fernández como candidato a presidente “sorprendió a los argentinos” y que la crisis del actual modelo de Cambiemos “está reavivando las esperanzas de un retorno al poder” de la ex presidenta.

En este punto, señala que CFK “mantiene un fuerte apoyo antes de la encuesta de octubre”.

“Si Macri es reelegido, será el final de nuestro sector. Todos terminaremos teniendo que cerrar”, dijo al Financial Times Ernesto Peralta, secretario del sindicato de calzado de 72 años en La Matanza. “Estamos aún peor que en [la crisis económica de 2001]. Las cosas nunca han estado tan mal”.

El diario económico repasa algunos números rojos de economía macrista. “El nivel de pobreza de Argentina había aumentado al 32 por ciento de la población para fines de 2018, casi el mismo nivel que cuando Macri tomó el poder en 2015. Aunque había disminuido a 25.7 por ciento a mediados de 2017, volvió a aumentar el año pasado debido a una crisis monetaria que alimentó la inflación, mientras que los salarios reales no han podido mantenerse”.

Macri Stanley Vidal

La inflación récord del 55,8% acumulada en los últimos 12 meses también es materia de análisis. “El salario mínimo ahora solo cubre el 85 por ciento del costo de una canasta básica de bienes que se considera esencial para mantenerse por encima de la línea de pobreza, que aumentó un 62 por ciento en el último año”.

En rigor, la inflación de los alimentos es aún mayor: subió 64%, casi 10 puntos porcentuales por encima del nivel general.

Alimentos de la canasta básica subieron hasta 175% como en el caso de la harina, Fideos secos (+98,5%), Huevos (+86,1%) Pan francés (+81,7%), Aceite de Girasol (+75,5%), Yerba (+74,1%) y Arroz blanco (+72,6%)

“La industria pesada, La Matanza, ha sido especialmente afectada, ya que la actividad industrial se redujo un 13 por ciento en el último año. La capacidad ociosa está ahora en su nivel más alto desde la crisis de 2001”, agrega el artículo.

Otro testimonio, el de Manuel Guerrero, es presentado como “uno de los muchos argentinos que aún no se han decidido”.

Finalmente, el Financial Times contó el caso de Ani Rodríguez, que atiende una tienda de muebles vacíos en La Matanza, no necesita ser muy convincente.
“Cómo extraño a Cristina: la gente en realidad tenía dinero para comprar cosas en ese entonces”, dijo con nostalgia.

“En aquellos días, podía ahorrar lo suficiente para comprar un televisor de pantalla plana. En estos días apenas puedo pagar mi factura de electricidad. Daría cualquier cosa por que Cristina regrese“.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter