martes 12 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

El conflicto de Cresta Roja: represión de Gendarmería y negociación en Trabajo

 

Gendarmería desalojó con palos y camiones hidrantes a los trabajadores de la empresa avícola Cresta Roja que realizaban su quinta jornada de protesta con un corte parcial en la Autopista Riccheri, en el ingreso al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, para reclamar por el pago de salarios y exigir la continuidad de sus puestos de trabajo.

El delegado de los trabajadores, Cristian Villalba, calificó a la represión de “brutal”, mientras que la vicepresidenta Gabriela Michetti destacó en una conferencia de prensa en la Casa Rosada que el Gobierno demostró que se pudo liberar la autopista Riccheri sin que se produjera una “situación dramática”.

“Ayer, nos habían dicho (desde el Gobierno) que podíamos seguir con el corte si dejábamos dos carriles liberados y, hoy, vinieron y nos dieron cinco minutos para liberar la autopista por orden del presidente Mauricio Macri”, manifestó Villalba.

Los empleados iniciaron la protesta en el lugar el miércoles de la semana pasada, lo liberaron durante el fin de semana y desde ayer retomaron la manifestación dejando un solo carril habilitado.

El secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, ya había adelantado más temprano que los manifestantes “no podían perjudicar así a otros trabajadores”.

NEGOCIACIÓN EN TRABAJO

La jueza comercial Valeria Pérez Casado dictó, a última hora de tarde y en paralelo al inicio de la reunión en la cartera laboral entre funcionarios nacionales y los trabajadores de Cresta Roja, la quiebra de la empresa avícola en un fallo en el que también consideró “necesario y urgente disponer la intervención de autoridades estatales para colaborar con el Juzgado”, a fin de encontrar una solución definitiva al conflicto.

Una vez finalizada la reunión que encabezó el ministro de Trabajo Jorge Triaca, los delegados de los trabajadores de Cresta Roja se mostraron “predispuestos” a levantar el acampe en la autopista Ricchieri, aunque aclararon que esa decisión será tomada por el conjunto de los empleados.

“Vamos a acercarnos al corte y vamos a comunicarle a los compañeros el tema de quiebra”. indicó el delegado Cristian Villalba, que consideró que la medida judicial y el compromiso del ejecutivo llevan el conflicto “a un punto para comenzar de nuevo”, a la vez que recalcó “el compromiso de no abandonarnos y buscar la mejor salida posible”.

Por su parte, Triaca explicó que “nos juntamos con los compañeros (en relación a los trabajadores) y analizamos el fallo de la jueza y las medidas que establece”, y anticipó que mañana habrá una nueva reunión en el juzgado de Pérez Casado.

Al mismo tiempo, el titular de la cartera laboral remarcó: “Les hemos trasmitido a los trabajadores que esta gobierno nacional y el provincial no los va a abandonar y que estaremos atentos a sus requerimientos”.

En este sentido, informó que a los programas Repro de 4.000 pesos otorgados por Trabajo, se sumará una suma fija de 6.000 pesos por trabajador, a lo que se agregará la entrega de bolsones del Ministerio de Desarrollo Social para “que pasen las fiestas en familia, mientras se alcanza una solución definitiva”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter