martes 17 de octubre del 2017

   

Ahora

Avanza el proyecto estratégico para construir más de 1.000 vagones de carga de diseño nacional

Más de 1.000 vagones de carga serán construidos en la planta de Fabricaciones Militares de la ciudad cordobesa de Río Tercero, un espacio que está en pleno proceso de ampliación y modernización tecnológica y será reinaugurado este año.

Fabricaciones Militares llevó adelante el diseño propio de cuatro vagones de carga distintos, adecuados a las necesidades de la economía argentina y desarrollados sobre la base de las nuevas potencialidades que brinda la renovación del sistema ferroviario nacional.

Los vagones diseñados son un vagón Tolva Granero, un vagón Plataforma, un vagón Espina Portacontenedores y un vagón Cisterna.

El contrato del Ministerio del Interior y Transporte con Fabricaciones Militares prevee la construcción de más de 1.000 de estos nuevos vagones para destinarlos a las tres líneas ferroviarias de carga bajo gestión estatal (Belgrano, Urquiza y San Martín).

El nuevo Vagón Tolva Granero puede cargar hasta 45 toneladas de granos (calculado en base a trigo), lo que equivale a un camión y medio aproximadamente.

B6DZkJDIIAED8ld

Una formación completa puede incluir hasta 60 vagones, con un total de carga de 2.700 toneladas en un solo viaje. Para equiparar esta cantidad serí­an necesarios 90 camiones repletos de granos.

El Tolva Granero tiene entre sus principales características una inclinación de 1 por ciento en los techos para evitar la condensación de humedad y la capacidad de operar con distintos tipos de grano gracias a los ángulos de tolva. Además, sus amplias bocas de descarga permiten optimizar el tiempo de vaciado del vehículo.

El nuevo Vagón Plataforma está diseñado para múltiples usos, no sólo el traslado de contenedores, sino todo tipo de cargas, especialmente la de durmientes, rieles y otros materiales necesarios durante el proceso de reconstrucción de la infraestructura ferroviaria.

 

En tanto, el Espina Portacontenedores está diseñado exclusivamente para la carga de contenedores: se trata de un vagón muy liviano que permita cargar más peso en mercaderías transportadas.

Además, Fabricaciones Militares avanza con YPF en el desarrollo de un vagón Cisterna, pensado para trasladar fuel oil de una destilería a otra.

El Secretario de Ciencia Tecnología y Producción para la Defensa, Santiago Rodríguez, afirmó en diálogo con Télam que “este proyecto es estratégico y único en su tipo; contribuye a la recuperación histórica que está llevando adelante el Gobierno Nacional del sistema ferroviario de cargas, que impacta hasta en un 75 por ciento de reducción en el costo de trasporte de nuestros productos regionales”.

“Es un esfuerzo de 5.000 horas de ingeniería al servicio y a medida de las necesidades del Belgrano Cargas, es decir, del transporte de carga argentino, lo que los transforman en los vagones más eficientes posibles para nuestras necesidades”, añadió.

Asimismo, afirmó que se está terminando una “planta única en la región, en el estado del arte tecnológico, de eficiencia y de seguridad para nuestros trabajadores”, y afirmó que “los vagones tendrán un 90 por ciento de contenido nacional”.

El subdirector de la planta de Fabricaciones Militares de Río Tercero, Martín Hails, dijo a Télam que “para nuestra planta este proyecto significa la recuperación de capacidades que en algún momento supo tener gracias a una inversión de más de 150 millones de pesos que no tiene antecedentes en los últimos 30 años”.

“El objetivo no es sólo recuperar las capacidades logísticas ferroviarias del país, sino que esto también va a desarrollar una red de proveedores metalmecánicos”, apuntó.

“Hoy tenemos un contrato para proveer 1050 vagones al Belgrano Cargas en un plazo de 22 meses; 50 de ellos van a ser tipo tolva graneros y el resto se dividirán entre los del tipo plataforma de cargas múltiples y los espina portacontenedores”, destacó.

El funcionario explicó que en esa planta “se va a llevar adelante el ensamblado de los vagones, pero gran parte de las piezas van a provenir de una veintena de proveedores metalmecánicos de distintos puntos del país, como Córdoba, Santa Fé o Buenos Aries que dan trabajo a centenares de trabajadores”.

“Otro punto importante de este proyecto es la recuperación de capacidades para la planta y la formación del personal en el uso de nuevas tecnologías”, destacó Hails.

Sebastián Kersner, analista del sector metalmecánico de Fabricaciones Militares, contó a Télam que “los vagones anteriores eran más cortos y soportaban menos carga útil, porque las vías sólo daban para eso. Ahora construimos vagones que soportan hasta 25 toneladas por eje y que pueden tener un peso bruto de hasta 100 toneladas”.

“Nuestra área de Ingeniería también desarrolló a pedido de YPF un vagón cisterna para trasladar fuel oil a las refinerías. Ahora estamos esperando que YPF nos presente una orden de compra para poder ponerlo en producción”, añadió.

Kersner subrayó que “la creación de una oficina de ingeniería ferroviaria es lo que nos permitió una gran capacitación metalmecánica y ferroviaria para todo el personal, además desde ese espacio surgen nuevas soluciones, cómo la propuesta de diseñar un bogie de fabricación nacional, o el diseño de un nuevo Faro para el Servicio Hidrográfico Nacional (SHN)”.