miércoles 18 de septiembre del 2019

   

Ahora

«El Estado no paga y además los subsidios están devaluados»

 

Marina Simian, la científica del CONICET que participó en Quién quiere ser millonario» para conseguir fondos para sus investigaciones, sostuvo que hay «mucha demora» en el pago del presupuesto que asigna el Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (FONCYT).

El desfinanciamento en Ciencia y Tecnología por parte del actual Gobierno quedó otra vez al descubierto, esta vez en un el programa de entretenimiento de la televisión.

«Tendría que estar recibiedo 320 mil pesos por año de financiamiento. Pero no nos dan este monto anualmente, apenas recibimos la mitad cada año. Y el otro tema es que tuvimos una devaluación tan importante que ese dinero no vale cuando yo concursé en 2016», explicó Simian en declaraciones radiales.

«Cada día que sube el dólar, el estómago se me retuerce, porque estoy cada día más lejos de sostener con la investigación», contó, y agregó que «que esto mejore es una decisión política», detalló.

Sobre su participación en TV, contó que «les pregunté a mis becarios si me apoyaban y lo que ganara iba al laboratorio. Es un alivio contar con estos fondos por lo menos para cubrir lo que tenemos que pagar este año. La verdad es que la plata no alcanza».

«Todo lo que usamos en el laboratorio son insumos en dólares, productos importados. En Argentina sale hasta cuatro veces más a lo que sale en el exterior, por lo que se hace muy difícil. Yo tengo la responsabilidad de darles a mis becarios las condiciones para trabajar. Si el Estado no me paga, es una situacióm muy problemática».

Simian investiga los mecanismos celulares y moleculares que llevan a la progresión del cáncer. En base a este conocimiento, desarrolla nuevas tecnologías y nuevas terápias para el tratamiento del cáncer, sobre todo basadas en nanotecnología.

«Es una pena que no se reconozca nuestro trabajo y que no se entienda lo importante que es para el desarrollo del país. En latinoamérica, Argentina tiene una tradición científica que otros países no tienen. Es una lástima que se pierda. A mi me duele muchísimo», agregó.

En este sentido, aseguró que «el Gobierno no entiende el valor que tiene esto. No sólo que no nos pagan los subsidios sino que nuestros salarios son de los que menos se actualizaron. Si esto sigue así la gente termina yendo. Es imposible sobrevivir en estas condiciones tanto a nivel personal como laboral. No puedo estar en mi laboratorio sin plata para nuestro trabajo».

«Los becarios que se doctoran se están yendo, y no veo que el país esté ofreciendo volver. Y los más grandes como yo es complicado irse por la familia. Tal vez cambiaría de trabajo porque el salario ahora es muy poco», concluyó.

Marina Simian es Doctora en Ciencias Biológicas (UBA y Berkeley). Fue becaria posdoctoral e investigadora del Conicet en el Instituto de Oncología Ángel H. Roffo durante más de diez años, becaria doctoral en el Lawrence Berkeley National Laboratory (EEUU) e investigadora visitante en el MD Anderson Cancer Center (EEUU).

Es autora de más de 25 publicaciones en revistas científicas internacionales y directora de siete tesis de grado y posgrado. Recibió premios de instituciones nacionales, como el Accésit Leon Cherny 2013 e internacionales, como la fundación Susan G. Komen y la Fundación Avon, entre otros.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter