viernes 19 de octubre del 2018

   

Ahora

El fiscal Delgado denunció que Bonadio “inventó” causas y dijo que la versión de López “no es compatible”

 

El fiscal federal Federico Delgado aseguró que la causa en su contra iniciada por presuntas irregularidades en torno a la investigación sobre el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, fue “inventada” por el juez Claudio Bonadio y denunció que es víctima de una “persecución” judicial.

“Esta denuncia que nos hicieron por el caso Meirelles es un helado caliente, porque ni siquiera es un invento. La persecución hacia Rodríguez y hacia mí, es explícita”, expresó el funcionario judicial en el programa Mañana Sylvestre por Radio 10.

Agregó que “la denuncia por el caso Meirelles la inventó Bonadío y sobre esto Martínez de Giorgi inventó otra”, y consideró que el objetivo final es lograr su renuncia como fiscal.

“Ni Rodríguez ni yo tenemos la culpa de que Meirellies haya dicho ‘mi plata la recibió Arribas'”, dijo, y reiteró que esta denuncia la “inventó” Bonadío. “Tengo dos denuncias inventadas, otra la inventó (Marcelo) Martínez de Giorgi. Son dos denuncias inventadas. Desde hace mucho tiempo tengo un abogado que me defiende como si yo fuera un pirata del asfalto o un narcotraficante”.

Señaló que le preocupa la “fragilidad institucional” y agregó que “hay un callejón que si uno no hace lo que quiere el poder, automáticamente se transforma en un sospechoso”.

El viernes pasado la sala II de la Cámara Federal, integrada por los jueces Martín Irurzun (votó en disidencia), Leopoldo Bruglia y Mariano Llorens, revirtieron la desestimación de la denuncia realizada por el juez Daniel Rafecas, por considerar que había sido prematura y que resulta necesario producir primero una serie de medidas de prueba, en el marco de la pesquisa por el cobro sobornos de Odebrecht.

El fiscal destacó el efecto que puede tener hacia adentro del Poder Judicial. “Es un mensaje brutal”, explicó.

“Además de la persecución explícita hacia Rodríguez y hacia mí, tiene un efecto horrible para adentro de la burocracia judicial. Ahora la Cámara Federal le dice a Rafecas que tiene que recrear la escena del crimen, o sea, el momento en que hicimos una teleconferencia con Brasil, que fue filmada. Ahora deberán desfilar ante Rafecas técnicos en computación, traductores públicos, asistentes, secretarios, que no tienen nada que ocultar pero tampoco nada que ver”, relató y agregó: “Con qué cara le pediremos a nuestros compañeros que nos ayuden si luego deberán darle explicaciones a un juez federal”.

“Uno siempre piensa que la AFI hace cosas a escondidas, pero esta vez es explícito, con la firma del jefe”, sostuvo Delgado. “El disciplinamiento ya es hacia todos. Yo no tengo la culpa de que Meireles haya nombrado a Arribas”, opinó.

Sobre su vínculo con Bonadio, quien impulsa la denuncia de Arribas en su contra, señaló que lo “sufre” desde hace muchos años. “Bonadio me expulsó de la causa de Once, lo vengo sufriendo hace tiempo. Lo que es nuevo es que la Cámara Federal haya hecho una especie de coalición para inventar procesos, es violencia institucional. Cuando estas cosas se naturalizan, vivimos en libertad condicional”, manifestó.

Dijo que no recuerda antecedentes de pasar por una situación similar. “En este caso nos arman causas”, alertó. “Hablamos de jueces que inventan causas”, destacó.

“En Argentina se privatizó la acción penal; cualquier persona dice ser querellante, por alguna triquiñuela la dejan como querellante y un querellante reemplaza al Estado. El único que puede investigar es el Ministerio Público Fiscal. Pero en este país, por una deformación de la ley permite que cualquier querellante impulse investigaciones, es el neoliberalismo, que privatiza el ejercicio de la acción penal pública”, añadió.

Por último, Delgado también se refirió a los dichos publicados por medios del ex secretario de Obras Públicas José López, quien habría declarado ante Bonadio que los bolsos de dinero que intentó ocultar en un convento eran de la ex presidente Cristina Fernández.

“Con la prueba que teníamos, la versión de los diarios no es compatible”, sostuvo Delgado, quien investigó el caso.

“Nosotros reconstruimos el camino de López a través de los videos del peaje, cámaras del convento y a través del vecino Jesús, y siempre circuló solo. Dimos por verídico que sacó la plata de su casa, escondida en un tanque de agua”, aseguró y agregó: “La duda que me genera su arrepentimiento es que haya tenido otro teléfono que nosotros no pudimos encontrar, porque si no la historia de los llamados no estaba en el expediente”.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter