domingo 18 de noviembre del 2018

   

Ahora

DEVALUACIÓN | El FMI pidió un dólar a 22 pesos y el Gobierno cumple

 

El Gobierno minimizó la devaluación y su traslado a los precios. “No se nos va a caer la vida porque el dólar suba uno o dos pesos”, diagnosticó la vicepresidente Gabriela Michetti. Lo cierto es que el Fondo Monetario Internacional recomendó al equipo económico de Mauricio Macri que deje subir el dólar a $22 al considerar que la moneda argentina se encuentra sobrevalorada.

Así lo estableció el Fondo en el informe sobre la Consulta del Artículo IV dado a conocer en enero. Allí estimaba que “el tipo de cambio efectivo real está sobrevaluado dentro de un rango de 10-25 por ciento en comparación con el nivel implícito en los fundamentals de mediano plazo y las políticas deseables”.

Para “cerrar la brecha del 1,5% del PBI” (…) “requeriría que el tipo de cambio real se deprecie alrededor del 25 por ciento”, indicó el Fondo.

La divisa se pagaba en torno a los $18 a comienzos de diciembre último. Con una suba del 25%, el dólar debía escalar hasta los $ 22 para alcanzar el “equilibrio” recomendado por el organismo internacional.

FMI 1

FMI 2

El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne declaró que había que “acostumbrarse” a la suba de la divisa y el jefe de gabinete Marcos Peña reiteró que “no hay crisis porque suba el dólar”.

Algunos analistas económicos subrayan que se trata de una “micro corrida cambiaria” y marcan tres factores:

La presión desatada en el mercado por inversores internacionales que salieron a desprenderse de títulos locales ante la entrada en vigencia de la aplicación del impuesto a las Ganancias sobre las Lebacs; la suba de tasas en Estados Unidos; y la baja liquidación del sector cerealero-oleaginoso.

En la evaluación del año pasado, el FMI pidió a Casa Rosada cambiar la fórmula de actualización de las jubilaciones, que luego el gobierno de Macri concretó con la reforma previsional.

La modificación de la ley de movilidad implicó una reducción en torno de los $ 100.000 millones en la partida de Seguridad Social para 2018.

La otra receta del FMI para el Gobierno fue implementar una reforma laboral que el oficilismo presentó el viernes a ultima hora.

Cambiemos incluyó una modificación del cálculo de las indemnizaciones por la que no se tendrían en cuenta premios, bonos ni el sueldo anual complementario (SAC), como ocurre hoy.

El Gobierno busca crear un fondo de cese laboral, el cual sería constituido mediante un convenio colectivo suscripto por las cámaras y el gremio principal de cada sector.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter