viernes 20 de abril del 2018

   

Ahora

El Gobierno ahora propuso que salga de la cárcel el represor Alfredo Astiz

 

A días del aniversario por los 42 años del Golpe de Estado, el Gobierno propuso que el represor Alfredo Astiz, uno de los emblemas de la última dictadura cívico militar, salga de la prisión, en un listado que le entregó a la Justicia.

El Servicio Penitenciario Federal agregó a 325 personas en la lista de 1.111 “internos sugeridos” para que los jueces decidan si pueden gozar de la prisión domiciliaria, reveló el periodista Martín Angulo en Infobae.

El genocida forma parte de la categoría de “internos con enfermedades”. “Cuando la privación de la libertad en el establecimiento carcelario le impida recuperarse o tratar adecuadamente su dolencia y no correspondiere su alojamiento en un establecimiento hospitalario”, explica el ítem.

Astiz tiene cáncer de próstata y se encuentra en la fase de tratamiento de “control”. Está detenido desde el 20 de diciembre de 2017 y, según el informe, está en condiciones de acceder a la libertad condicional el 7 de abril de 2023 y a la libertad total el 7 de abril de 2028 cuando su pena quede agotada. Se encuentra alojado en la “Unidad 31 – Centro Federal de Detención de Mujeres”, en la localidad bonaerense de Ezeiza.

El genocida fue condenado dos veces a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad cometidos entre 1976 y 1983. En aquellos años, el “Ángel de la muerte” se infiltró en las Madres de Plaza de Mayo, que reclamaban la aparición con vida de sus hijos, entregó a Azucena Villaflor, Mary Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga al grupo de tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Entre los represores presos sugeridos también están “El Tigre” Acosta, jefe del Grupo de tareas 3.3.2 de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el mayor centro clandestino de detención de la dictadura, y condenado a prisión perpetua.

Los también represores de la ESMA Carlos Capdevilla, Antonio Pernías y Adolfo Donda (tío y apropiador de la diputada nacional Victoria Donda), el ex agente de inteligencia Raúl Guglielminetti y el ex fiscal Gustavo Modesto Demarchi, también condenados a prisión perpetua.

El listado continúa con Julio “El Turco Julián” Simón, ex agente de la Policía Federal y el primer represor condenado tras la nulidad en 2003 de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, y Cristian Federico Von Wernich, ex capellán de la policía de la provincia de Buenos Aires.

El año pasado, la diputada Elisa Carrió se mostró a favor de la prisión domiciliaria para los represores y genocidas mayores de 75 años detenidos.

“Estoy de acuerdo con que las personas mayores de 75 años tengan prisión domiciliaria. Hayan cometido delitos de lesa humanidad o no”, decía la fundadora de Cambiemos y principal socia política de Mauricio Macri.

La fundadora de Cambiemos cuestionó los juicios de lesa humanida y habló de “inventos” de juicios contra represores y habló de una “manipulación de la justicia al servicio de la venganza”.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter