domingo 23 de septiembre del 2018

   

Ahora

El Gobierno elimina ministerios y hay cambios en el gabinete

 

Tras una jornada intensa de reuniones y un fuerte hermetismo en la quinta presidencial de Olivos, el Gobierno nacional se encamina a definir la mayor reestructuración del gabinete de la era Macri. en medio de un contexto de fuerte crisis y ajuste.

El Presidente ya tendría definida la eliminación y transformación de una decena de ministerios y la salida de los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, lo que significará un fuerte golpe para Marcos Peña, hasta ahora uno de los hombres más poderosos de la actual administración.

Los ministerios de Ciencia y Tecnología, Cultura, Energía, Agroindustria, Salud, Turismo, Ambiente, Trabajo y Modernización se convertirán en secretarías de otras Carteras. Además Agroindustria pasaría a Hacienda. Y Turismo podría quedar bajo la órbita de Producción.

El sistema Federal de Medios también perdería su rango ministerial.

El anuncio no fue todavía formalizado ya que las reuniones continuarán hoy en la residencia oficial, hasta donde se acercarán legisladores nacionales y gobernadores de Cambiemos.

También hubo versiones en cuanto a que, una vez renegociado el acuerdo con el FMI, el Presidente podría disponer la salida del ministros Nicolas Dujovne.

En este sentido, se habló del arribo al gabinete de Carlos Melconian y Alfonso Prat-Gay, pero no hubo ninguna voz oficial que avale dichos rumores.

El ministro de Hacienda tiene como meta bajar aún más el déficit fiscal primario, que estaba previsto para este año en el 1,3 por ciento.

Además de agudizar el recorte de gastos, evalúan medidas por el lado de los ingresos. Las retenciones, que venían reduciéndose 0,5 por mes, podrían mantenerse estables e incluso reinstalarse en el caso del trigo y el maíz.

Esas acciones ya generaron la crítica de los grandes sectores del campo como la Sociedad Rural Argentina.

La plana mayor del macrismo se reunió en Olivos. Hasta allí fueron la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el titular de la Cámara Baja, Emilio Monzó y Jaime Durán Barba.

Hubo un invitado sorpresa: Macri invitó al ex intendente Carlos Grosso, famoso por el prontuario que lo obligó a renunciar en 2002.

Grosso es un asesor en las sombras del Jefe de Estado a quien conoce desde cuando trabajaba para su padre Franco Macri en SOCMA. Desde el oficialismo ahora nadie se molesta en evitar que trascienda cómo recuperó el protagonismo en la intimidad del poder.

Según indicó Clarín, el ex intentente menemista se sentó con voz y voto en la mesa más chica de Cambiemos, junto al Presidente, a Marcos Peña y a Jaime Durán Barba.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter