miércoles 13 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

El Gobierno definió el techo para las paritarias 2018

 

El Gobierno empezó a diagramar las negociaciones paritarias para el 2018 y buscarán imponer un techo del 10%, la inflación que proyecta para el año que viene Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central. El ministerio de Trabajo Jorge Triaca no estaría dispuesto a aprobar ningún acuerdo paritario que supere ese número “mágico”.

“Nosotros queremos que las paritarias tomen la meta (inflacionaria) y agreguen las ganancias de productividad que tuvieron. Que las empresas paguen los salarios que pueden pagar sin afectar su competitividad”, confesó el secretario de Hacienda, Sebastián Galiani, en declaraciones a la prensa, en las últimas horas. Se trata de toda una señal para el sector privado.

Según publica el diario Ámbito Financiero,en las últimas horas el pedido que baja de Hacienda es que no haya demasiado énfasis puesto en los conceptos de “piso” y “techo” para las metas de inflación.

Este año la brecha del 12%-17% le valió a Sturzenegger muchísimas críticas. Es que en gran medida todas las negociaciones apuntaron a tomar, de base, el 17% que marcaba el ‘techo’ del Central.

En los próximos días podrían activarse las “cláusulas gatillo” de varios acuerdos paritarios, ya que en los primeros diez meses del año la inflación sumó 19,4%, apenas una décima de diferencia respecto de, por ejemplo, la paritaria del sindicato que conduce Sergio Palazzo. El titular de la Bancaria pactó un ajuste de 19,5% para todo 2017.

En otro frente, Triaca busca avanzar en algunos gremios con cambios que fueron excluidos del proyecto de reforma laboral y que flexibiliza los derechos de los trabajadores.

Una de ellas es la creación de un “fondo de cese laboral”, una suerte de seguro de desempleo en caso de despidos constituido con aportes de la empresa y del asalariado. El gremio de Luis Barrionuevo, cercano al macrismo, evalúan darle luz verde a la pretensión oficial.

El otro eje es avanzar con el “banco de horas” para quitar las extras. Triaca busca imponer el plan que permite compensar las horas en exceso por la correspondiente disminución en otro, de manera que no exceda en el período de un año, a la suma de las jornadas semanales convencionales, ni se supere el máximo de diez horas.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter