miércoles 13 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

El Gobierno recorta las jubilaciones con la promesa de un “plus” de 10 pesos

 

El Gobierno nacional envió al Senado de la Nación el proyecto de ley de reforma previsional que establece que las jubilaciones y pensiones suban cada tres meses por el índice de precios al consumidor y sólo en el segundo trimestre de cada año sean incrementadas con apenas el 5% de la variación porcentual real del producto bruto interno (PBI), un “plus” irrisorio que fue anunciado con bombos y platillos al estamparse la firma de los gobernadores en el Pacto Fiscal.

Esto quiere decir que si el PBI tuviera una evolución del 2%, el adicional sería de sólo el 0,1 por ciento, lo que representa $10 para una jubilación de $10.000.

Actualmente las jubilaciones se actualizan a partir de una ecuación que combina la evolución de los salarios y el incremento de la recaudación. Ahora se busca atarla al índice de precios al consumidor.

“Es una fórmula que perjudica claramente a los jubilados y a los titulares de asignaciones familiares y AUH en relación a la indexación vigente”, advirtió el periodista Alfredo Zaiat al analizar la reforma en Página12.

“La intención es aplicar la nueva con rezago de seis meses, que arrojaría un alza de apenas un poquito más del 5,0 por ciento (IPC Indec de julio, agosto y septiembre) cuando el ajuste debería ser de no menos del 12 por ciento (evolución del salario y la recaudación de julio a diciembre)”, explicó.

Respecto al 82 por ciento móvil, sólo afectará a aquellos jubilados que cobren la mínima y hayan cumplido con 30 años de aportes efectivos para “reforzar el principio de proporcionalidad premiando el esfuerzo de cotización realizado, sin perjuicio de tener presente el principio de solidaridad que debe regir todos los institutos que forman parte de la Seguridad Social”, señala el proyecto de ley

Finalmente, habrá una modificación en la edad jubilatoria, que hoy es de 65 años para hombres y de 60 para mujeresa. De aprobarse el proyecto oficial de reforma previsional, los trabajadores “podrán optar” por continuar trabajando hasta los 70 años ya que la ley no los obligará a jubilarse aunque podrán hacerlo en las condiciones que existen hoy en día si lo prefieren.

El mes pasado, el Presidente defendió la extensión optativa de la edad jubilatoria. “Tiene que ver con la evolución de la medicina y la longevidad”, justificó.

Los gobernadores de todo el país, salvo San Luis, firmaron la semana pasada el “Pacto Fiscal” del Gobierno que contempla modificar “inmediatamente” la fórmula de movilidad de las prestaciones del régimen previsional público.

La idea original del Gobierno de modificar la fórmula que determina el ajuste de los haberes jubilatorios atándola a la inflación recortaba el crecimiento de los haberes. La medida implicaba un recorte a los jubilados por más de 120.000 millones de pesos.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter