jueves 19 de octubre del 2017

   

Ahora

El hijo de Luis Patti, precandidato a intendente de Escobar por el PRO

 

Un hijo del genocida Luis Abelardo Patti, condenado a la pena de prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad, anunció hoy su decisión de postularse por una lista del PRO como precandidato a intendente del municipio bonaerense de Escobar para las elecciones primarias del 9 de agosto próximo.

Maximiliano Patti, el segundo de los cuatro hijos del ex subcomisario y ex intendente de Escobar, realizó el anuncio hoy a través de la red social Facebook.

La idea de Maximiliano es participar en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 9 de agosto como precandidato del macrismo, por lo que viene manteniendo reuniones con dirigentes cercanos al jefe de Gobierno porteño y precandidato presidencial por el PRO, Mauricio Macri.

Según informó el diario El Día de Escobar, “de no conseguir la boleta amarilla, el plan B consistiría en conformar una agrupación vecinal o conseguir el sello de algún partido remoto para poder incursionar en las primarias de agosto”.

Con el eslogan, “Para que Escobar vuelva a ser Escobar”, Maximiliano lanzó desde Facebook su campaña para postularse como precandidato a intendente.

Para el diario El Día, “el lanzamiento del hijo del ex policía resulta una verdadera sorpresa, ya que desde que Luis Patti fue condenado a prisión perpetua por su participación en crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura cívico-militar, su familia se había mantenido al margen de la actividad política”.

“La opción de encaramar su postulación por el Partido Unidad Federalista (Paufe) no sería viable porque la fuerza política creada por su padre habría caducado al no haber cumplimentado en los últimos años los requisitos para conservar la personería política”, explicó el periódico local.

Por último, el diario recuerda la trayectoria política de Maximiliano Patti, al señalar que “se reducen a una candidatura a concejal en el municipio de San Isidro y un controvertido paso por la Dirección de Turismo de la Municipalidad de Escobar en 2008, cuando su padre ya estaba en prisión”.