lunes 21 de agosto del 2017

   

Ahora

El macrismo busca dar el primer paso en Diputados para pago a buitres y megaendeudamiento

 

El macrismo buscará en una larga jornada aprobar en la Cámara de Diputados el proyecto para derogar leyes a pedido el juez norteamericano Thomas Griesa, medida que permite el millonario pago acordado con los fondos buitre y habilita al endeudamiento del país.

El proyecto denominado por el oficilismo como “normalización de la deuda” tiene como puntos centrales la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, y la autorización al gobierno para emitir deuda para cancelar el pago a los fondos buitre.

Las leyes Cerrojo y de Pago Soberano impiden realizar ofertas por encima de los montos abonados a los bonistas que ingresaron en los canjes de 2005 y 2010.

Se establece, también, que el monto del endeudamiento será de 12.000 millones de dólares, punto que se incorporará durante el debate en particular.

La sesión, acordada la semana pasada en el marco de las discusiones registradas en torno al tema en un plenario de comisiones, estuvo en peligro de concretarse luego que la Corte de Apelaciones de Nueva York decidió hacer efectivo un “stay” que deja en suspenso la orden del juez Thomas Griesa en la que el magistrado anunció su decisión de levantar levantar las medidas cautelares que impiden al país pagar a los bonistas reestructurados.

Finalmente, tras reuniones que funcionarios del Poder Ejecutivo y autoridades de la Cámara mantuvieron con los principales dirigentes de esos bloques, se resolvió que acompañarán el proyecto pero explicitando que “el acuerdo sólo será valido cuando los fallos estén firmes”.

Cambiemos requiere el apoyo de otros bloques para alcanzar los 129 diputados necesarios a fin de abrir la sesión -prevista para las 12- y mayoría para votar el proyecto, ya que tiene sólo 89 legisladores.

De esos 89, 42 son macristas, 38 radicales, 4 de la Coalición Cívica, 3 del Frente Cívico Catamarqueño y 2 de monobloques.

Pero con la confirmación de que asistirán los 37 integrantes de UNA, 17 del bloque Justicialista, 4 del Social Cristiano, 6 del Frente Cívico de Santiago, 4 Progresistas, 3 puntanos, un salteño y un justicialista tucumano, el oficialismo tendría asegurado un piso de 155 diputados al momento de la votación, hecho que podría llegar a producirse en la madrugada del miércoles.

Otros diez diputados que podrían acompañar con el quórum provendrían del Frente para la Victoria-PJ y serían aportados por legisladores que representan a provincias gobernadas por ese espacio.

Desde representantes parlamentarios de San Juan, Chaco, Entre Ríos, Catamarca o Misiones podrían surgir las presencias de quienes no acaten la postura del bloque FpV-PJ de no sentarse en las bancas para habilitar la sesión.

Descontado que quienes darán quórum acompañarían el proyecto; se desprende que el rechazo a la iniciativa reuniría alrededor de 80 votos, encabezados por el FpV-PJ, y complementada por Libres del Sur, la Izquierda y, Proyecto Sur, entre otros.

Si bien el horario de inicio de la sesión es el mediodía del martes, el debate del proyecto principal recién comenzaría una hora después, ya que previamente la Cámara debe tratar cuestiones formales y tomar juramento a dos nuevos diputados.

De acuerdo a datos que surgieron de la reunión de presidentes de bloque, se estima que la discusión del proyecto demandará entre 18 y 20 horas, por lo que finalizaría en la madrugada del miércoles.