miércoles 19 de junio del 2019

   

Ahora

El pago al FMI, eje del acuerdo de Macri con Alternativa Federal

 

El Gobierno y el peronismo nucleado en Alternativa Federal negocian un acuerdo con el objetivo de enviar una señal clara a los mercados y a los acreedores de la Argentina de cara a las elecciones de octubre.

De las conversaciones participan el ministro del Interior Rogelio Frigerio y los tres precandidatos presidenciales de Alternativa Federal, Miguel Ángel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa. En tanto, no se descarta que en las próximas horas puedan sumar otros miembros de la oposición.

Entre los puntos del borrador se encuentran asegurar el “cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores” como un gesto con el Fondo, principal acreedor y quien controla, a partir de la era Cambiemos, la política económica del pais.

El Gobierno busca mostrarse activo ante la escalada del dólar y la inflación récord, con las tasas más altas del mundo, caída del consumo y desplome de la economía real. Todo en un contexto de recesión, salarios pisados, servicios públicos dolarizados y una canasta alimentaria que subió 64% y modificó la mesa de los argentinos.

Los diez puntos que se intercambiaron con una parte del peronismo son las siguientes:

1- Lograr y mantener el equilibrio fiscal

2- Sostener un Banco Central independiente, que combata la inflación hasta llevarla a valores similares al de países vecinos

3- Mayor integración al mundo, promoviendo el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones

4- Respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión.

5- Creación de empleo a través de una legislación laboral moderna.

6- Reducción de la carga impositiva, a nivel nacional, provincial y municipal y enfocado en los impuestos más distorsivos.

7- Consolidación un sistema previsional sostenible y equitativo.

8- Consolidación de un sistema federal, basado en reglas claras, que permitan el desarrollo de las provincias y que impidan que el gobierno nacional ejerza una discrecionalidad destinada al disciplinamiento político.

9- Asegurar un sistema de estadísticas transparente, confiable y elaborado en forma profesional e independiente.

10- Cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores.

En Cambiemos creen que los índices negativos pueden mejorar con la simple firma de un acuerdo sin revisar el rumbo de desregulación de la economía que impulsó desde que arribó a la Casa Rosada.

Una de las lecturas es que el oficialismo busca pegarse a una parte del peronismo con el que tiene buena sintonia con el Ejecutivo, como Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey.

La idea es que a la vez el “peronismo dialoguista” pueda mostrarse imponiendo condiciones a la gestión Cambiemos para diferenciarse del kirchnerismo.

El ex ministro de Economía y posible precandidato presidencial del peronismo no kirchnerista, Roberto Lavagna, salió a rechazar la iniciativa por medio su cuenta de Twitter.

“Está claro que el Gobierno atraviesa una seria crisis de confianza. No hay que jugar con las expectativas de la gente a partir de la especulación política y los titulares de los diarios”, aseguró Lavagna. “Consenso es escucha sincera de los que piensan distinto no marketing”, concluyó.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter