viernes 19 de octubre del 2018

   

Ahora

El Presupuesto destina 14 veces más al pago de la deuda externa que a Salud

 

El desbaratamiento de Salud comenzó con la decisión del presidente Mauricio Macri de liquidar el Ministerio para degradarlo al nivel de Secretaría dentro de la cartera que conduce Carolina Stanley y que fue rebautizado Ministerio de Salud y Desarrollo Social. El remate final lo dio en el Presupuesto 2019.

Sólo el 0,8% del PBI del próximo año será destinado a Salud mientras que el 14,86% del Presupuesto se utilizará para pagar servicios de la deuda externa, asumida en los últimos dos años y medio.

Aunque nominalmente el monto destinado a Salud es mayor que el presupuestado en 2018, el próximo año los fondos que llegarán al área serán menores en términos reales ya que no crecieron al mismo ritmo que la inflación, por lo que rendirán todavía menos.

Los recursos que se girarán el próximo año a “Atención de la Madre y el Niño” -reducir la mortalidad infantil y mejorar la salud materna- son un 26,69% inferiores a los de este año en términos nominales, alertó el periodista Catriel Etcheverri de MinutoUno.

También menciona las erogaciones para la “Lucha contra el SIDA y enfermedades de transmisión sexual e infectocontagiosas”crecerán un 35,52%, es decir, por debajo de la inflación, lo que implica también un recorte en torno al 10%.

“Investigación para la prevención y control de enfermedades tropicales y subtropicales -Dengue, Zica-” (-8,60% en términos nominales, ajuste real del 50%); y en el “Instituto Nacional del Cáncer”, que caerán los recursos un 64,77% en términos nominales, un recorte real del 104%.

Faltantes de medicamentos oncológicos, Centros de Diálisis sin recursos, suspensión de vacunas y aumento de patologías infecciosas como sífilis, tuberculosis y chagas, son algunas de las consecuencias que atraviesa el actual sistema de Salud desmantelado por Cambiemos.

Lemus Macri Vidal

El ex vice ministro de Salud, Nicolás Kreplak, alertó que “con este presupuesto, 15.000 personas quedan sin tratamiento para VIH”.

“El director del área de prevención del SIDA Sergio Maulen presentó la renuncia antes del cambio en el ministerio porque ya venían con el ajuste en el presupuesto. Hace un cálculo: tiene 64.000 personas con tratamiento de VIH a cargo del Estado Nacional. Con el presupuesto que le dan van a quedar 15.000 personas sin tratamiento para VIH y 3.000 sin tratamiento para tuberculosis”, explicó Kreplak.

En diálogo con Dar Vuelta la Taba (Radio Rebelde) aseguró que el país “vive una especie de genocidio por falta de acceso a la salud”.

“Para conseguir un medicamento para el cáncer en PAMI o en el IOMA en la Provincia de Buenos Aires, tienen que hacer 6 meses de trámite. Un cáncer en ese lapso te cambió la condición. Es tremendamente grave”, señaló.

Por ajuste en salud, 180 Centros de Diálisis no recibirán nuevos pacientes porque el Estado debe prestaciones y no actualiza haberes. “Son 30 mil tratamientos de diálisis, si dejan de hacerse la diálisis no pueden vivir”.

Kreplak también se refirió a la decisión de Nación de suspender la vacuna contra la meningitis para chicos de 11 años del calendario de vacunación obligatoria. “Significa que la bacteria va a seguir estando y puede contagiar a los más chicos. No se trata de una vacunación que uno pueda pagar, tiene que vacunarse toda la población. Por eso tiene que ser el Estado el que vacuna. No es una cobertura individual, es una cobertura social”, manifestó.

Salud en crisis by Diario Pulse on Scribd

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter